La inmigración ilegal no es solo una bendición para los demócratas que esperan nuevos votantes — los traficantes de personas están ganando una fortuna multimillonaria para que sigan viniendo.

Las autoridades de la Patrulla Fronteriza dijeron que los cárteles criminales recaudaban 14,6 millones de dólares por día a través de la trata de personas solo en febrero, informó Fox News el lunes.

A estos traficantes se les pagaron miles de dólares por cabeza para que hombres, mujeres, niños e incluso familias enteras cruzaran la frontera entre Estados Unidos y México, lo que agravó la crisis de inmigración ilegal y financió sus empresas delictivas en el proceso.

Lea también: Imágenes exclusivas de inmigrantes ilegales cruzando la frontera de Texas, había al menos 700 niños solos

El dinero a veces se paga por adelantado a los contrabandistas, pero con frecuencia hacen arreglos más siniestros.

“La trata de personas es una industria multimillonaria. Muchas de estas poblaciones vulnerables usan los ahorros de toda su vida”, dijo al medio Roy Villareal, quien recientemente se jubiló como jefe de la Patrulla Fronteriza en Tucson, Arizona.

“Algunos son esencialmente sirvientes contratados y están trabajando para saldar esta deuda durante un largo período de tiempo”, dijo.

“En otros casos, a algunos de estos migrantes se les pide que transporten narcóticos o algún tipo de delito para pagar una parte diferente de su deuda”, dijo Villareal.

Los datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) de EE.UU. fijan tarifas de aproximadamente 4 a 5 mil dólares para niños y familias, y los adultos solteros superan los 9 mil dólares cada uno.

Las autoridades de la agencia le dijeron a Fox News que los ciudadanos mexicanos representaron 157,2 millones de dólares del total de 411,5 millones de dólares que los traficantes ganaron en febrero, generalmente cobrando una tarifa de 5 a 6 mil dólares por persona.

Los inmigrantes ilegales de Centroamérica que llegaron a través de México también fueron muy buenos clientes: los traficantes de personas cobraron 34,1 millones de dólares por el tráfico de niños de la región y 80,7 millones de dólares por las familias, y los adultos solteros aportaron 139,5 millones de dólares.

Lea también: Twitter censura videos de Project Veritas sobre la crisis en la frontera

Habiendo recorrido recientemente la frontera sur para ver la situación por sí mismo, el representante de Florida Carlos Giménez explicó con más detalle la forma en que estos traficantes usan el sistema y los menores no acompañados traficados para enriquecerse — y el daño colateral que causa.

“Muchas de estas niñas — niñas jóvenes — están siendo abusadas sexualmente, tal vez hasta un 30 por ciento está siendo abusado”, dijo el legislador republicano el domingo en el programa de televisión “The Next Revolution with Steve Hilton” de Fox News.

“A sus padres les cuesta entre 4 y 6 mil dólares cruzar la frontera”, dijo, y añadió que los inmigrantes chinos pueden pagar hasta 35 mil dólares para cruzar la frontera.

“Estimamos que los cárteles, los cárteles multinacionales están ganando aproximadamente 500 millones de dólares al mes”, dijo Giménez.

“Usan a estos migrantes para desviar a los agentes de aduanas y protección fronteriza a una sección determinada, luego avanzan y se precipitan sobre las otras secciones que están desprotegidas, y nos traen drogas y todo tipo de caos que traen”, dijo a Hilton de su estrategia.

“Esto es realmente grandioso para los cárteles multinacionales, es horrible para los migrantes que están siendo, algunos que están siendo asesinados al otro lado de la frontera si no pueden conseguir el dinero, los están extorsionando y explotando si logran cruzar, ‘Oye, nos debes 6 mil dólares, ahora eres un sirviente contratado aquí en los Estados Unidos hasta que nos pagues’”, dijo Giménez.

“Básicamente, es la esclavitud moderna. Eso es lo que está pasando en la frontera, y es horrible”.

El presidente Joe Biden no llamará “crisis” lo que está sucediendo en la frontera sur a pesar de la creciente evidencia del costo humano y económico.

El atroz manejo de la inmigración ilegal por parte de la administración Biden está enriqueciendo a los criminales y provocando una crisis humanitaria en la frontera, y el pueblo estadounidense está sufriendo las consecuencias.

Aparte de los otros costos ocultos de la inmigración ilegal que podrían golpear a los contribuyentes por hasta 5 millones de dólares por día, la administración de Biden firmó un acuerdo de seis meses de 86 millones de dólares para establecer sitios de bienvenida para migrantes en hoteles de marca.

Los menores no acompañados que no tienen tanta suerte están encerrados en las instalaciones fronterizas del gobierno en “condiciones terribles”, según el representante demócrata de Texas Henry Cuellar.

Los medios de comunicación han sido prohibidos de estos sitios, pero el grupo Project Veritas obtuvo fotografías del interior de las instalaciones que mostraban a niños tirados en el suelo con mantas de emergencia para cubrirse.

“Aquí están las imágenes que [la secretaria de prensa] no quería que vieras. Compártelas en todas partes”, tuiteó el periodista de Project Veritas, James O’Keefe.

La administración heredó una frontera sur en su mayoría estable, pero rápidamente la convirtió en una crisis.

Comenzó con Biden revirtiendo la política de “Permanecer en México” del expresidente Donald Trump, lo que significa que los solicitantes de asilo fueron admitidos en los EE.UU. para esperar sus audiencias en lugar de ser obligados a permanecer en el lado mexicano de la frontera.

Seguramente continuará ya que el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, hizo una promesa mal aconsejada a los inmigrantes ilegales.

“Algunos padres amorosos podrían enviar a su hijo a atravesar México solo para llegar a la frontera sur, nuestra frontera sur”, dijo Mayorkas el jueves.

“Espero que no emprendan ese peligroso viaje, pero si lo hacen, no expulsaremos a ese niño”, dijo.

“Cuidaremos de ese niño pequeño y lo uniremos a un padre responsable. Eso es lo que somos como nación, y podemos hacerlo”.

Biden también había hecho una promesa implícita, insinuando que los migrantes solo tendrían que esperar a que la nación pudiera manejar la afluencia antes de inundar las fronteras.

“Estamos en el proceso de alistarnos … no dejes tu pueblo o ciudad o comunidad”, le dijo a George Stephanopoulos de ABC News la semana pasada.

Durante años, los opositores han especulado que los demócratas querían una inmigración ilegal desenfrenada porque significaba más votantes potenciales para ellos.

Esto parece plausible ya que sin duda explotarán la pobreza de los recién llegados y encontrarán una nueva audiencia para enfrentar a los nuevos inmigrantes contra la nación a la que voluntariamente emigraron presionando la teoría crítica de la raza y otras ideologías de izquierda.

Ya están alentando a estas personas desprevenidas a violar la ley mientras enriquecen al peor tipo de criminales que se hacen ricos de la trata de personas.

No hay ninguna razón por la que esto deba estar sucediendo, excepto que los demócratas lo encuentran políticamente conveniente.

La izquierda ya ha utilizado las peores tendencias de la gente hacia los celos y el resentimiento como herramientas políticas en la raza y guerra de clases.

Celebran los peores vicios de la humanidad y los utilizan para controlar y manipular a las personas mientras distorsionan la realidad.

Y ahora han establecido un sistema que agota los fondos estadounidenses, llena los bolsillos de los criminales y esclaviza a las mismas personas que sus políticas de inmigración “compasivas” pretenden ayudar.

Biden está supervisando un desastre humanitario catastrófico en la frontera, plagado de muchas consecuencias no deseadas que destruirá vidas, exacerbará la pobreza e inspirará criminalidad.

No hay ninguna razón por la que esto deba estar sucediendo — a menos que este sea exactamente el tipo de transformación social que la izquierda ha estado buscando.

Fuente: westernjournal.com

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas