En los últimos años, el ámbito de la investigación científica occidental empezó a prestar atención a los investigadores chinos que presentaron trabajos de investigación fraudulentos y a las crecientes actividades de engaño industrial en China.

El 23 de marzo, la revista británica Nature publicó un artículo en el que reveló el problema al que se enfrentan muchos editores de revistas: un número creciente de trabajos de investigación falsificados producidos a través de las actividades de las ‘fábricas de investigaciones’.

El artículo describe “empresas que producen manuscritos científicos falsos por encargo” y menciona que el número de artículos producidos a través de las actividades de las fábricas de investigaciones y que provienen de hospitales chinos aumentó sustancialmente en unas 50 veces en los últimos 20 años.

Lea también: 14 países expresan preocupación por la falta de datos en el informe de la OMS sobre los orígenes del virus en China

Un artículo de Wall Street de julio de 2020 también sacó a la luz más de 100 trabajos de investigación publicados por investigadores de hospitales e institutos de investigación chinos que estaban vinculados a esta actividad de producción de artículos de investigación.

Según Nature, desde enero de 2020, investigadores independientes y varias revistas señalaron que más de 1.000 artículos de investigación, entre cuyos autores se encuentran muchos de hospitales chinos, pueden estar relacionados con las fábricas de papel.

Mientras tanto, las estadísticas de Nature mostraron que, desde enero de 2020, se retractaron 370 artículos supuestamente relacionados con fábricas de papel que procedían de hospitales chinos. Los editores añadieron expresiones de preocupación a otros 45 artículos de este tipo. Nature identificó además otros 197 artículos retractados procedentes de hospitales chinos que contienen imágenes idénticas.

Lea también: Correos electrónicos muestran que los NIH de Fauci acomodaron los términos de confidencialidad que rodean al virus de Wuhan a los términos de China

La razón por la que los médicos chinos recurrieron a escritores fantasma para sus trabajos de investigación es que necesitan el trabajo para avanzar en su carrera y promocionarse, pero no tienen tiempo para escribirlo.

Nature citó a dos investigadores chinos que expresaron su frustración por el hecho de que la publicación de revistas profesionales es tan mala en China que nadie cree en sus estudios ni los referencia. El hecho de que la gente utilice fábricas de papel para sus trabajos de investigación también afecta a la reputación de China a nivel mundial.

Fuente: chinawatchintitute.org

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas