Traducido de neonnettle.com por TierraPura.org

El año pasado, Biden prometió desafiar al líder Xi Jinping sobre el encubrimiento del COVID…pero no ha cumplido

El demócrata Joe Biden ha admitido que no se ha enfrentado al líder del Partido Comunista Chino (PCCh), Xi Jinping, sobre el encubrimiento de la pandemia de coronavirus por parte de China, ni sobre las continuas violaciones de los derechos humanos en el país. En el período previo a las elecciones, Biden prometió que se enfrentaría a los dirigentes del PCCh por encubrir el brote inicial en los primeros días de la pandemia. Hace justo un año, Biden prometió: «Lo que haría, si fuera presidente ahora, no sería aceptar la palabra de China.

«Insistiría en que China permitiera a nuestros científicos determinar con precisión cómo empezó [el coronavirus o virus PCCh], de dónde procede y en qué fase se encuentra», porque eso no está ocurriendo ahora.

Lea también: Kamala Harris ignora la crisis fronteriza, en su lugar compra pastel en Chicago

Sin embargo, a pesar de su audaz promesa antes de las elecciones, Biden admitió el martes que no se ha enfrentado al presidente chino Xi Jinping sobre ninguna de las mentiras de China durante la pandemia.

En diciembre, el entonces director de la Inteligencia Nacional, John Ratcliffe, dijo que el Partido Comunista Chino, al conocer la transmisibilidad del coronavirus, «permitió que pasara de China al resto del mundo»: «Lo minimizaron intencionada y deliberadamente en su país, presionaron a la Organización Mundial de la Salud y permitieron que se extendiera al resto del mundo», añadió Ratcliffe.

Por otra parte, el martes, el gobierno de Biden también declaró que su posición sobre los próximos Juegos Olímpicos de 2022 en Pekín «no ha cambiado» y que no han discutido ningún boicot, a pesar de los abusos de los derechos humanos condenados mundialmente por China. 

El Departamento de Estado emitió un comunicado diciendo que no estaba considerando un boicot después de que el portavoz Ned Price sugiriera a primera hora del día que era posible uno en respuesta a los abusos de derechos humanos de China.

«Nuestra posición sobre los Juegos Olímpicos de 2022 no ha cambiado», dijo un alto funcionario del Departamento de Estado a la CNBC, «no hemos discutido ni estamos discutiendo ningún boicot conjunto con aliados y socios».

Le recomendamos: Reportes de abuso sexual y desnutrición en una instalación del gobierno para niños migrantes en Estados Unidos [VIDEO]

Un ex alto funcionario del Tesoro dijo a la CNBC que boicotear los Juegos Olímpicos sería visto como una «declaración de la Guerra Fría» y que «es mejor ir allí y dominar. Es mejor ser Jesse Owens que los soviéticos en el 84», agregó el funcionario.

Es probable que Biden se enfrente a intensas reacciones si no considera seriamente la posibilidad de boicotear los Juegos Olímpicos de Pekín, después de que la semana pasada apoyara a las Grandes Ligas de Béisbol (MLB) para que retiraran su All Star Game de Atlanta por una nueva ley electoral, sobre la que ha mentido repetidamente.

La nueva ciudad anfitriona, Denver, es también menos diversa racialmente que Atlanta, lo que es relevante porque la izquierda presionó para que la MLB se deshiciera de Atlanta por una ley que, según ellos, pretendía suprimir el voto de las minorías.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas