Traducido de weblyf.com por TierraPura.org

Es sabido por muchos que los principales medios de comunicación no cubren las historias que implican a grandes instituciones relacionadas con los establecimientos farmacéuticos. 

Se dice que estas instituciones, junto con las empresas farmacéuticas que producen vacunas y otros medicamentos, han destruido cientos de miles, si no millones, de vidas en todo el mundo sin recibir castigos legales.

Esto se debe a que estas instituciones controlan básicamente las empresas de medios de comunicación mediante el uso de su dinero; influyendo en el tipo de información que debe llegar a la mente del público. Esta es la razón por la que la gente debe apoyar la publicación de medios de comunicación independientes para asegurarse de que se informará de las historias importantes y, por lo tanto, se deben tomar medidas adecuadas de inmediato.

Lea también: Cientos de miembros de la Guardia Presidencial de Filipinas se infectaron luego de ponerse la vacuna china

En 2014, real-agenda.com publicó un artículo utilizando el informe del Economic Times India en el que se exponía a la Organización Mundial de la Salud (OMS), a la Fundación Bill y Melinda Gates (BMGF) y a dos organizaciones financiadas por ellas, PATH (Programa para la Tecnología Apropiada en la Salud) y GAVI (Alianza Mundial para las Vacunas y la Inmunización), que estaban siendo examinadas por los tribunales por los daños masivos causados por las vacunas a cientos de niños en la India. Finalmente, se atendió una petición presentada ante el Tribunal Supremo por Kalpana Mehta, Nalini Bhanot y la Dra. Rukmini Rao en 2012. En esta petición, se afirmaba:

«El BMGF, PATH y la OMS cometieron una negligencia criminal al ensayar las vacunas en una población vulnerable, sin educación y mal informada: administradores escolares, estudiantes y sus padres, a los que no se les proporcionó un consentimiento informado ni se les advirtió de los posibles efectos adversos, ni se les exigió un seguimiento posterior a la vacunación».    

La historia fue publicada entonces por el Economic Times India durante 2014. Tal y como informa real-agenda.com, la historia se desarrolla:

En 2009, se habían realizado pruebas en 16.000 escolares tribales de Andhra Pradesh, India, con la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), Gardasil.

Según el informe escrito por KP Narayana Kumar, al mes de recibir la vacuna, muchos de los niños enfermaron y en 2010, cinco de ellos habían muerto. Se informó de la muerte de otros dos niños en Vadodara (Gujarat, India), donde se calcula que se vacunó a 14.000 niños de la tribu con otra marca de la vacuna contra el VPH, Cervarix, fabricada por GlaxoSmitheKline (GSK).

Entonces se descubrió que «muchos de los formularios de consentimiento utilizados para vacunar a las niñas fueron firmados «ilegalmente», ya sea por los vigilantes de los albergues donde residían muchas de las niñas, o utilizando las huellas dactilares de los padres analfabetos». 

Afortunadamente, esto se descubrió gracias a una investigación realizada por un equipo de activistas sanitarios de una organización de salud femenina llamada SAMA. La gente se sorprendió al descubrir que un total de 120 niñas habían enfermado y sufrían «ataques epilépticos, fuertes dolores de estómago, de cabeza y cambios de humor».  

El Economic Times India también afirmó que, según el informe, muchas de estas estudiantes sufrieron «fuertes hemorragias y graves dolores menstruales» tras la vacunación, mientras que algunas incluso murieron.

El informe también continuaba:

Decía que estaba perturbado al descubrir que «las siete muertes se descartaron sumariamente como no relacionadas con las vacunas sin investigaciones en profundidad…» las causas especulativas fueron suicidios, ahogamiento accidental en el pozo (¿por qué no suicidio?), malaria, infecciones virales, hemorragia subaracnoidea (sin autopsia), etc. Esta información es aún más sorprendente cuando se descubre que la organización que financió el estudio fue nada menos que la Fundación Bill y Melinda Gates, que declaró el proyecto un éxito total.

Kumar también continuó afirmando:

«El papel del BMGF en la financiación de los controvertidos estudios, sin embargo, ha llevado a muchos activistas de la salud en la India a expresar sus aprensiones. El BMGF tiene que asumir toda la responsabilidad porque PATH está financiado por ellos. Tampoco es ético que las personas que defienden la causa de las vacunas sean las mismas que invierten en el desarrollo de las mismas», dijo V Rukmini Rao, una de las activistas que presentó una petición ante el Tribunal Supremo en relación con los estudios sobre la vacuna contra el VPH.

Le recomendamos: Antes de Bill Gates, «NO HABÍA AUTISMO en Vietnam», CONTUNDENTE afirmación de un médico [VIDEO]

Por todo ello, muchos se preguntan por qué Bill Gates sigue estando presente y, con el uso del BMGF, sigue siendo muy influyente para las instituciones como la UNICEF, la OMS e incluso para los gobiernos de algunas partes del mundo. Estas pruebas crecientes que esbozan los numerosos crímenes contra la humanidad sugieren que el dinero puede realmente hacer que alguien esté «por encima de la ley», sin importar la magnitud de sus crímenes.

Envía tu comentario

guest
15 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas