Por Agustina Sucri – La Prensa

La mayoría de las hospitalizaciones de adultos con covid-19 son atribuibles a al menos una de cuatro patologías preexistentes: obesidad, hipertensión, diabetes e insuficiencia cardíaca, en ese orden, según un nuevo estudio realizado en Estados Unidos. Sin embargo, los autores alertan sobre la falta de un abordaje tendiente a prevenir estas afecciones.

El trabajo, publicado en el “Journal of the American Heart Association” (JAHA) y liderado por investigadores de la Escuela de Ciencia y Política de la Nutrición “Gerald J. and Dorothy R. Friedman”, de la Universidad Tufts, utilizó una simulación matemática para estimar el número y proporción de las internaciones por covid-19 que podrían haberse prevenido en Estados Unidos si los estadounidenses no padecieran cuatro de las principales patologías cardiometabólicas. Cada una de estas enfermedades se ha asociado en otros estudios a un aumento del riesgo de peores resultados ante una infección por SARS-CoV-2.

”Si bien las vacunas recientemente aprobadas contra el covid-19 eventualmente reducirán la cantidad de infecciones, falta un largo camino para llegar a ese punto. Nuestros hallazgos son un llamado a intervenir para determinar si mejorar la salud cardiometabólica reducirá las internaciones, la morbilidad y los riesgos vinculados con el covid-19”, afirmó Dariush Mozaffarian, autor principal del estudio y decano de la Escuela Friedman.

En ese sentido, destacó: “Sabemos que los cambios en la calidad de la dieta por sí solos, incluso sin pérdida de peso, mejoran rápidamente la salud metabólica dentro de tan solo seis u ocho semanas. Es crucial testear ese tipo de abordajes del estilo de vida para reducir los casos severos de covid-19, tanto para esta pandemia como para las pandemias que vendrán”.

Los investigadores estimaron que, entre las 906.849 hospitalizaciones con covid-19 que se produjeron en Estados Unidos hasta el 18 de noviembre de 2020:

* 30% (274.322) fueron atribuibles a la obesidad;

* 26% (237.738) fueron atribuibles a la hipertensión;

* 21%  (185.678) fueron atribuibles a  la diabetes;

* 12% (106.139) fueron atribuibles a insuficiencia cardíaca.

Interpretación

En términos epidemiológicos, la proporción atribuible a estas cuatro patologías representa el porcentaje de hospitalizaciones por covid-19 que podrían haberse prevenido en ausencia de estas comorbilidades preexistentes.

Esto significa que estos pacientes podrían haberse infectado igual pero probablemente sin presentar un curso clínico lo suficientemente severo como para requerir internación.

Al combinar las cifras de las cuatro patologías, el modelo sugiere que el 64% (575.419) de las hospitalizaciones atribuidas al covid-19 podrían haberse prevenido. En tanto que una reducción del 10% de la prevalencia de cada patología a nivel nacional (EE.UU.), al tomarse en conjunto, podría prevenir cerca de 11% de las hospitalizaciones por covid-19, según este trabajo.

Estas cuatro enfermedades se eligieron en base a otras investigaciones publicadas en distintos países, que muestran que cada una es un predictor independiente de casos severos -con internación- entre los pacientes con covid-19.

Las estimaciones del riesgo específico para cada una de las patologías se tomaron de un modelo multivariable publicado que incluyó a más de 5.000 pacientes diagnosticados con covid-19, en Nueva York, al comienzo de la pandemia.

Los investigadores usaron otros datos nacionales para modelar el numero de hospitalizaciones por covid-19 en Estados Unidos, la distribución de estas hospitalizaciones por edad, sexo y etnia; y la distribución estimada de las comorbilidades subyacentes entre los adultos infectados con SARS-CoV-2. Luego, estimaron las proporciones y números de los casos de covid-19 que fueron lo suficientemente severos como para requerir internaciones debido a la presencia de una o más de las cuatro enfermedades cardiometabólicas.

Educación necesaria

«Los médicos deben educar a los pacientes que pueden estar en riesgo de covid-19 severo y  promover medidas preventivas de estilo de vida, tales como una mejor calidad de la alimentación y actividad física, para mejorar la salud cardiometabólica general”, afirmó la primera autora del estudio Meghan O’Hearn, quien además alertó que es importante que los profesionales de la salud también tengan en cuenta “las inequidades que los pacientes con estas enfermedades a menudo enfrentan en términos de salud”.

El modelo estimó además que la edad y la etnia se vincularon con inequidades en las hospitalizaciones con covid-19 debidas a estas cuatro patologías. Por ejemplo, se calculó que cerca del 8% de las internaciones con covid-19 entre los adultos menores a 50 años se debieron a diabetes, mientras que entre los mayores de 65 años esta patología causó el 29% de las internaciones de este tipo.

En cambio, el impacto negativo de la obesidad fue igual en todos los grupos etarios de los hospitalizados con covid-19.

A cualquier edad, las internaciones de pacientes con covid-19 atribuibles a las cuatro enfermedades fueron mayores entre los adultos de raza negra que en los de raza blanca y, en general, fueron mayores para diabetes y obesidad entre los adultos hispanos que entre los blancos. Por ejemplo, entre los adultos mayores de 65 años, se estimó que la diabetes causó el 25% de las internaciones con covid-19 entre adultos blancos, versus el 32% entre los adultos negros y 34% entre los adultos hispanos.

Asimismo, cuando se tomaron las cuatro enfermedades en conjunto, la proporción de internaciones fue más elevada en adultos negros de todas las edades, seguidos por los hispanos. En ese sentido, entre los adultos de 18 a 49 años, se calculó que las cuatro enfermedades juntas causaron el 39% de las internaciones con covid-19 de adultos blancos y el 50% de los adultos negros.

«Los datos nacionales muestran que las poblaciones de negros e hispanos están sufriendo los casos más severos de covid-19.  Nuestros hallazgos apoyan la necesidad de priorizar la distribución de vacunas, la buena alimentación y otras medidas preventivas destinadas a las personas que padecen enfermedades cardiometabólicas, en particular a los grupos más afectados por las desigualdades en materia de salud”, remarcó Mozaffarian.

Por último, insistió en que las políticas dirigidas a reducir la prevalencia de estas cuatro enfermedades cardiometabólicas deberían formar parte de las políticas estatales o nacionales que buscan disminuir la inequidad ante el covid-19.

En Argentina

Los resultados del trabajo estadounidense se encuentran en línea con los datos que se desprenden del estudio “Características epidemiológicas de los primeros 116.974 casos de covid-19 en argentina, 2020”, publicado en la Revista Argentina de Salud Pública en agosto último.

En dicha publicación, se indica que las comorbilidades más frecuentes en casos confirmados de covid fueron: entre menores de 60 años la hipertensión arterial (en el 8,4% (de los casos), seguida por asma en el 5,9%, diabetes en el 5,5% y obesidad en el 4,8%.

En tanto que entre las personas mayores de 60 años con covid, el 51,9%  presentaba hipertensión, el 22,4% diabetes, el 12,1% insuficiencia cardíaca, el 8,6% EPOC y 7,9%  obesidad. Tan solo el 14% de los pacientes no presentaba ninguna comorbilidad.

Además, en el 8,7% de los casos se registraron dos o más comorbilidades, siendo la hipertensión y la diabetes la asociación más frecuente, seguida por hipertensión y obesidad.

Envía tu comentario

guest
1 Comentario
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas