Traducido de Usa Today por Tierrapura.org

La estrella de «Juego de Tronos», Esmé Bianco, presentó el viernes una demanda en la que acusa a Marilyn Manson de asalto sexual, agresión sexual y tráfico de personas.

En la demanda presentada en California, Bianco detalla las acusaciones de violación y abuso verbal y físico que se remontan a 2007.

En un comunicado facilitado por sus representantes, Bianco dijo que es consciente de que el sistema legal no es perfecto, pero que presentó una demanda para que Manson rinda cuentas con los recursos de que dispone.

«Durante demasiado tiempo mi abusador ha quedado sin control, habilitado por el dinero, la fama y una industria que hizo la vista gorda. A pesar de las numerosas mujeres valientes que han denunciado a Marilyn Manson, innumerables supervivientes permanecen silenciadas, y algunas de sus voces nunca serán escuchadas», dice el comunicado de Bianco. «Mi esperanza es que al elevar la mía ayude a impedir que Brian Warner destroce más vidas y a empoderar a otras víctimas para que busquen su propia pequeña medida de justicia».

Bianco dijo que Manson, cuyo nombre real es Brian Warner, comenzó a hacerle insinuaciones sexuales disfrazadas de «bromas» dos años después de que lo conociera en 2005. La cosa se intensificó en 2009, cuando inició una relación con Manson a los 26 años, después de que él la invitara a protagonizar su vídeo musical «I Want to Kill You Like They Do in the Movies».

La demanda afirma que él imponía un «código de vestimenta» y exigía a Bianco que «se sentara a sus pies durante las visitas de la prensa» y la «degradaba verbalmente durante las entrevistas.»

Bianco alega que Manson la convenció para que se mudara con él en 2011. Mantenía el apartamento a 63 grados «en una oscuridad casi total», ponía «películas violentas y sexualmente gráficas» y la reprendía si se quejaba, afirma la demanda.

La denuncia de la actriz detallaba los momentos en los que Manson abusaba físicamente de ella durante las relaciones sexuales, cortándola «con un cuchillo nazi», fotografiando las heridas y publicándolas en Internet sin su consentimiento. Dijo que a menudo tenía rabietas violentas, usaba «drogas, fuerza y amenazas de fuerza para coaccionarla a realizar actos sexuales» y la violaba.

La demanda también acusa al antiguo mánager de Manson y a la empresa de gestión Tony Ciulla y Ciulla Management Inc. de ser testigos de los abusos, permitirlos y beneficiarse de ellos.

Bianco afirma que Ciulla y su empresa coordinaban los vuelos y el alojamiento para ella y le servían de «niñera» cuando Manson no estaba presente. La demanda afirma que su empresa de gestión tenía un «interés personal en apoyar sus tendencias violentas para fomentar la creación de su «arte» y la promoción de la marca de Marilyn Manson».

USA TODAY se ha puesto en contacto con el abogado de Manson y con Ciulla Management para pedirles comentarios.

En febrero, Bianco se unió a otras celebridades para dar a conocer las acusaciones de abuso contra Manson.

Una semana después de que Evan Rachel Woods alegara que Manson «abusó horriblemente» de ella «durante años», Bianco compartió su propio relato con Manson durante una entrevista con la revista neoyorquina «The Cut», donde describió al músico como un «monstruo que casi me destruyó y casi destruyó a tantas mujeres».

«Básicamente me sentía como una prisionera», dijo Bianco, de 38 años. «Iba y venía a su antojo. Con quién hablaba estaba completamente controlado por él. Llamaba a mi familia escondida en el armario».

Manson se ha enfrentado a las consecuencias de las acusaciones. Su sello discográfico Loma Vista Recordings y la Agencia de Artistas Creativos le han dado de baja, según Variety. AMC Networks también confirmó a USA TODAY que no se emitirá un episodio de la antología de terror «Creepshow» en el que aparece Manson.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas