Fuente: KontraInfo.com

Agentes de la Policía Bonaerense interrumpieron una misa al aire libre organizada por la parroquia Corpus Christi, de Temperley, en la que un grupo de niños tomaba su primera comunión.

El encuentro religioso, que se realizaba en el predio de Scouts de Adrogué, habría sido denunciado por vecinos al 911, por lo que en pocos minutos, dos agentes se apersonaron en la calle Conscripto Bernardi al 1700, obteniendo el repudio de los presentes, que cumplían con los requisitos de “distanciamiento social” y “uso de tapabocas”. De acuerdo a la policía, en el lugar había alrededor de sesenta personas.

Lea también: EE. UU.: Más de 9,000 personas que se vacunaron luego dieron positivo para COVID-19, y más de 100 murieron

“La ley que sacó Kicillof dice el 30% del lugar donde uno se puede reunir, acá entran 400 personas y acá no llegan a 120 personas, que sería el 30%, esto es lo que quisiera aclarar, 30 % del lugar de capacidad”, explicó el párroco Guillermo Robles a la Policía.

En algunos de los videos que se viralizaron tras el hecho, se manifiesta el malestar de los concurrentes para con la policía: “No tienen vergüenza”, se escucha.

Lea también: Así es el último sistema de Maduro para controlar a la población venezolana

Finalmente, los efectivos permitieron que finalizara la ceremonia para luego desalojar el predio.

Envía tu comentario

guest
11 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas