Traducido de NewsPunch por TierraPura.org

Decir ‘buenos días a niños y niñas’ es una de las últimas frases que los educadores progresistas han incluido en su lista negra en un aparente intento de luchar contra el lenguaje sexista en las escuelas.

Este es el caso más reciente de una tendencia en curso que impulsa un lenguaje políticamente correcto en las aulas.

La directora de un colegio de primaria del Reino Unido ha sido criticada por crear “una generación de niños bobos que están a la defensiva ante una supuesta ofensa”, después de haber presentado sus nuevas directrices lingüísticas a los profesores. Entre las frases “sexistas” figuran “vamos, chicos” y “chicos y chicas”.

RT informa: Sarah Hewitt-Clarkson, quien dirige la escuela primaria de Anderton Park en Birmingham, dijo el jueves al programa Good Morning Britain que a estudiantes de tan solo tres años se les enseña a rechazar el uso de expresiones prohibidas sosteniendo carteles.

El programa, que ha avivado un feroz debate entre los padres, premia a los dos estudiantes que señalan los “mejores” casos de tal uso con certificados al final de la semana.

“Si nuestros niños y niñas crecen y en la escuela no desafiamos este lenguaje sexista y a los niños se les dice ‘sé un hombre’, ‘crece un poco’ y ‘los niños no lloran’, es muy perjudicial para ellos… los abusadores más tarde potencialmente, o los acosadores, también utilizarán este miedo”, dijo Hewitt-Clarkson.

“Avancemos un poco hasta cuando los niños sean mayores solo para ver por qué esto es tan importante porque es una pequeña parte de un enorme rompecabezas”, dijo Hewitt-Clarkson, quien había dicho anteriormente que había un hilo que vinculaba los resultados trágicos como el asesinato de Sarah Everard a “bromas” casuales y los ejemplos que dan los adultos.

Cuando se le preguntó cómo manejó la escuela los problemas resultantes al dirigirse a los estudiantes en un salón de clases, Hewitt-Clarkson dijo que el saludo preferido debería ser “buenos días a todos”, ya que eso no crea una división de género e incluye a personas que podrían no identificarse con ninguno de los dos sexos.

La periodista Nana Akua, que también formó parte del programa, calificó la medida de “absolutamente ridícula” y advirtió que “estamos creando una generación de niños débiles dispuestos a tomar todo como una ofensa”.

Al señalar que el “contexto del lenguaje” era importante, Akua le dijo a Hewitt-Clarkson que “la energía está en el lugar equivocado”.

Los usuarios de las redes sociales estaban divididos sobre el énfasis de la escuela en la identidad de género y la inclusión, con tantos partidarios que defendían el programa como importante, ya que hubo críticos que lo llamaron innecesario.

Al describirlo como “absolutamente ridículo” , un maestro de escuela primaria, tuiteó : “Dejemos que los niños sean niños. Crecen demasiado rápido”.

Varios usuarios sugirieron que se limitara a enseñar a los estudiantes “lectura, escritura, aritmética y también cómo ser amable” en lugar de “cualquiera de estas otras cosas”.

La mayoría de los usuarios pidieron “equilibrio y algo de sentido común”.  Algunos también expresaron preocupación por los efectos a largo plazo del programa.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas