Por Carmen Echeveste – chinawatchinstitute.org

Sean Yoice, directivo de Airbnb renunció a su cargo de principal ejecutivo en la compañía Airbnb, tras observar algunas irregularidades en las gestiones y descubrir la gran cantidad de datos de usuarios que la empresa compartía con las autoridades del régimen chino.

Joyce, antiguo director asistente en el FBI, fue contratado como el primer director de seguridad de la compañía en mayo de 2019 para ayudar a proteger la seguridad de los usuarios en la plataforma, pero renunció repentinamente a su puesto ejecutivo después de solo seis meses en el trabajo “por preocupaciones sobre cómo la plataforma de alquiler masivo comparte datos sobre millones de sus usuarios con las autoridades chinas“, según explicaron fuentes a The Wall Street Journal.

Esto le preocupó enormemente a Joyce, motivo principal por el que se alarmó durante su mandato, porque la compañía no estaba siendo completamente transparente sobre los datos que comparte con el gobierno del Partido Comunista Chino, incluso para los estadounidenses que viajan al país, dijeron las fuentes, según el periódico. “También le preocupaba lo que consideraba la voluntad de Airbnb de considerar solicitudes de datos más amplias de China”.

Lea también: Zoom entregó datos de los usuarios estadounidenses al PCCh y permitió la censura masiva

Airbnb presentó su tan esperada oferta pública inicial esta semana, admitió que su “capacidad para seguir haciendo negocios en China es un factor de riesgo para su marca y rentabilidad”, aunque afirmó que siempre ha sido transparente sobre el intercambio de información con las autoridades chinas.

En otras palabras, Airbnb manifestó que es parte de su política de privacidad, “construir un mundo en el que la gente pueda sentirse como en casa donde vaya. Nuestra comunidad se basa en la confianza, y para ganárnosla es fundamental que todos los miembros tengan claro cómo utilizamos sus datos y protegemos su derecho a la privacidad”.

Sin embargo, el directivo de Airbnb sintió que la mayoría de la gente no sabía cuántos datos se estaban compartiendo con la dictadura china, lo que incluía, según Wall Street Jounal, “números de teléfono, direcciones de correo electrónico y mensajes entre los usuarios y la empresa”.

Sin embargo, Airbnb se ha convertido en una empresa altamente exitosa que se encuentra en un vacío legal, debido a que la mayoría de países no tienen una ley o regulación que controla el ámbito ni la manera en el que opera la empresa estadounidense. En poco tiempo se convirtió en una importante compañía del sector, valorada en más 30.000 millones de dólares.

Lea también: El «sistema de crédito social» de la China comunista ahora rastrea a las personas en Norteamérica con videovigilancia

Reuters informó la semana pasada que incluso el gran aumento reciente en los casos de Covid-19 no arruinará los planes de Airbnb. Su negocio ha mostrado signos de recuperación últimamente. Airbnb dijo en julio que los huéspedes habían reservado más de1 millón de noches en un solo día por primera vez desde el 3 de marzo.

Cabe señalar que Airbnb se ha convertido en una de las plataformas más buscadas para alojarse en todo el mundo y China no podría ser una excepción. Hay miles de alojamientos disponibles, pero antes de reservar debemos tener en cuenta las peculiaridades de este país que lo hacen diferente al resto, en especial en lo relativo al control de las autoridades sobre la información tanto de turistas como de locales.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas