Por C. Douglas Golden – westernjournal.com

Un mes y medio antes de asumir el cargo, Joe Biden tenía una petición para los estadounidenses — enmascararse durante 100 días. ¡Es todo, de verdad!

“Creo que mi inclinación, Jake, es que, en el primer día que tomo juramento, voy a decir, voy a pedirle al público 100 días de enmascararse, solo son 100 días para usar máscara”, le dijo Biden a Jake Tapper de CNN durante una entrevista del 3 de diciembre. “No es para siempre. Cien días”.

“Y creo que veremos una reducción significativa si incurrimos en eso — si eso ocurre, con las vacunas y el uso de máscaras, para reducir las cifras considerablemente, considerablemente”.

Lea también: Bozales, mascarillas y mordazas

Los estados y las localidades no siguieron necesariamente el consejo de Biden, ni tampoco los estadounidenses.

Sin embargo, el número de infecciones, hospitalizaciones y muertes por COVID-19 ha disminuido considerablemente, incluso en estados sin mandatos de máscara.

Según los datos del viernes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), más del 30 por ciento de los estadounidenses están completamente vacunados y más del 43 por ciento han recibido al menos una dosis.

El jueves 29 de abril, se cumplieron 100 días desde que Biden asumió el cargo.

El martes, día 98, el presidente tuvo una gran noticia con respecto al uso de mascarillas: Si has recibido la vacuna y quieres salir al aire libre con otras personas de una manera socialmente distanciada, ¡ahora puedes! Más o menos:

“A partir de hoy, si estás completamente vacunado y estás al aire libre sin estar rodeado de una gran multitud, ya no tienes que llevar mascarilla”, dijo Biden.

Lea también: Erin Pein, la enfermera suspendida por decir que mascarillas perjudican a los niños

“Quiero ser absolutamente claro. Si estás rodeado de una multitud, como un estadio o una conferencia o un concierto, todavía necesitas llevar mascarilla, incluso si estás al aire libre. Pero a partir de hoy, reunirte con un grupo de amigos en un parque, ir de picnic, siempre que estés vacunado y al aire libre, puedes hacerlo sin máscara.

“Los CDC pueden hacer este anuncio porque nuestros científicos están convencidos por los datos de que las probabilidades de obtener o transmitir el virus a otras personas son muy, muy bajas si ambos han sido vacunados por completo y están al aire libre”.

Y el riesgo de hacerlo en un ambiente al aire libre fue siempre bajo, pero ahora los CDC nos están dando permiso para hacer lo que siempre pudimos haber hecho con seguridad. Pero no se vuelvan locos con eso.

¡Gracias, señor presidente! Y es bueno ver que, aunque usted dijo que no necesitamos usar nuestras máscaras al aire libre, decidió no seguir su propio consejo cuando salió a dar su discurso el jueves:

“MIRAR: Biden desafía la ciencia al caminar afuera con una máscara”, tuiteó un medio conservador.

¿Cómo es posible que alguien se tome en serio estas tonterías? Los estados no lo están, particularmente porque no hay evidencia consistente de que los mandatos de mascarillas tengan algún efecto sobre las tasas de infección. Cuando Mississippi y Texas eliminaron el suyo, Biden lo llamó “pensamiento neandertal” e instó a otros estados a no seguir su ejemplo.

Según datos del New York Times del viernes, Texas solo tuvo 11 nuevos casos de COVID por cada 100.000 personas en los últimos siete días y Mississippi tuvo 7 por cada 100.000, por debajo del promedio nacional de 15 por cada 100.000.

El peor estado de la nación fue Michigan, que registró 43 casos por cada 100.000. La gobernadora demócrata de Michigan, Gretchen Whitmer, ha sido uno de los halcones de mascarilla más prominentes del país.

Tomemos, por ejemplo, su plan “Vacc to Normal” (de vuelta a la normalidad), anunciado el jueves, que prometía que el estado levantaría su mandato de máscara — pero solo cuando el 70 por ciento de los residentes de Michigan estuvieran vacunados.

“Si aún no lo han hecho, les animo a que estén a la altura del desafío y sean parte de la solución para que podamos continuar nuestra recuperación económica y tener el verano que todos anhelamos”, dijo Whitmer en un comunicado de prensa.

¿Recuerdan “15 días para frenar la propagación”? En marzo, marcamos 365 días desde ese anuncio.

Lea también: Arizona: Junta Escolar sale huyendo cuando los padres entran a reclamar porque obligan a sus hijos a usar mascarillas

Ese objetivo original era demasiado optimista — pero desde entonces, a los pesimistas, a los gruñones y a los oportunistas de la pandemia se les ha dado demasiada influencia sobre las políticas públicas y el púlpito de los matones.

Cuando el presidente Biden nos suplicó que eran “sólo 100 días para usar máscara” y “no es para siempre”, deberíamos haber sabido por una larga experiencia que estaba mintiendo.

No hay fin a esta locura a la vista, y cualquiera que no haya sido completamente desengañado de sus ilusiones de lo contrario sólo puede culparse a sí mismo.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas