Por Mamela Fiallo Flor – Panampost.com

Entre aplausos (y abucheos) simpatizantes del expresidente Donald Trump exhibieron una pancarta gigante que decía «Trump ganó, salvemos a EE. UU.» durante un partido de béisbol y fueron expulsados del estadio de los Yankees.

Los hombres resistían pero, el equipo de seguridad aparece en video intentando arrebatarles la pancarta.

También entre los espectadores había personadas trepadas intentando remover la consigna.

Finalmente fueron esposados dos hombres, tras la llegada de un grupo de guardias de seguridad que se los llevaron por exhibir la pancarta.

La expulsión fue celebrada por muchos de los espectadores. Sucedió en Nueva York, un estado azul, de mayor votación por el Partido Demócrata. Irónicamente es el estado donde nació el líder republicano.

El accionar de los simpatizantes detenidos refleja la inconformidad de los seguidores de Trump, que siguen considerando a la fecha que el resultado  de las elecciones de noviembre de 2020 no fue legítimo.

Y es que la noche del 3 de noviembre Trump estaba ganando la elección. Pero la mañana del 4 de noviembre la tendencia se revirtió y en estados históricamente rojos (a favor del Partido Republicano), como Arizona, terminó ganando el demócrata Joe Biden.

Alrededor de 66 % de los votantes que se identifican como republicanos todavía creen que el triunfo de Biden no fue legítimo, según una encuesta de la Universidad de Quinnipiac publicada el miércoles 26 de mayo.

De hecho, más de 8 de cada 10 republicanos (85 por ciento) dicen que preferirían ver candidatos que se postulan para cargos de elección que en su mayoría sean afectos al expresidente Donald Trump.

El 6 de enero de 2021 se llevó a cabo la sesión parlamentaria para oficializar el resultado electoral, la cual se vio interrumpida momentáneamente por la llegada de una turba al Capitolio.

Una mujer desarmada (Ashli Babbitt, veterana de guerra) fue asesinada de un disparo en el pecho a quemarropa, luego que intentó ingresar al Capitolio. Su muerte, al igual que la de otros cuatro que perdieron la vida (hombres), no han sido investigadas como casos de abuso policial.

A partir de ese día, el entonces presidente Donald Trump perdió acceso a todas las redes sociales más conocidas, acusado de haber instigado a la violencia, pese a que sucedió lo opuesto. El presidente convocó a respetar la ley y el orden y acatar lo dispuesto por las autoridades.

Sin embargo, los legisladores demócratas han impulsado la creación de una comisión para investigar lo sucedido el 6 de enero, acusando a Trump y a sus simpatizantes.

Por su parte, los republicanos del Senado bloquearon el viernes 28 de mayo un proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes que había ordenado la creación de una comisión para investigar el ataque al Capitolio ocurrido el 6 de enero.

Era necesaria la votación de 10 republicanos para avanzar y no se consiguió, a pesar de que seis senadores de este partido desafiaron al expresidente Trump y apoyaron la legislación.

Donald Trump tendrá que enfrentarse a esa oposición interna y también a sus detractores en otras filas en 2024.

Trump aspira a volver a la Casa Blanca en 2024

Aún no lo ha anunciado oficialmente pero ya ha asomado sus intenciones de volver a aspirar a la presidencia.

En entrevista con la comentarista Candace Owens, Donald Trump dijo que espera el momento adecuado para hacer el anuncio. Frente a lo cual ella le preguntó si podría ser su candidata a vicepresidente. Y él contestó: «esa sería una opción excelente, sería fantástica».

Aunque no se descarta la opción sorpresa de Candace Owens, en entrevista con Fox News, Trump dijo que el gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, sería su binomio más probable.

Siguiendo la línea de Trump, DeSantis ha rechazado la ideologización izquierdista en las escuelas y ha fomentado el patriotismo.

Además, mientras en otros estados que sucumbieron a la presión de las turbas de Antifa y Black Lives Matter, que destrozaron y saquearon ciudades, y terminaron por desfinanciar a la policía, en Florida se premió a las fuerzas del orden.

DeSantis se ha destacado como el gobernador que más ha respetado la libertad de sus ciudadanos, sobre todo en el ámbito económico, libertad religiosa y educativa, mientras otros estados aún están encerrados por causa de la pandemia.

Todo indica que el gobernador de Florida podría convertirse en el candidato a la Vicepresidencia para, como decía el lema de la campaña de Trump, «hacer a EE. UU. grande de nuevo».

Envía tu comentario

guest
3 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas