Fuente: LGI – gaceta.es

El Partido Socialista ha presentado en el Congreso de los Diputados una proposición de ley con la que pretende que los miembros de las asociaciones provida que se sitúen en los alrededores de clínicas abortistas puedan ser condenados a penas de prisión.

Según publica este lunes el diario ABC, la propuesta del PSOE, que fue presentada el pasado 12 de mayo, establece que “el que hostigue o coarte la libertad de una mujer que pretenda ejercer su derecho a la interrupción voluntaria del embarazo, promoviendo, favoreciendo, o participando en concentraciones en las proximidades de lugares habilitados para interrumpir embarazos, causando un menoscabo en la libertad o intimidad de esta, será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días”. Es decir, propuestas de cárcel para quienes defienden el derecho a la vida.

Las asociaciones provida, que llevan años trabajando a las puertas de estos centros autorizados para realizar abortos, denuncian que, en sus acciones, no hay ápice de acoso ni de hostigamiento hacia las mujeres con las que tratan. ABC recoge el testimonio de varios ‘rescatadores’ -como se conoce a los voluntarios que intentan a ayudar a las mujeres que acuden a abortar- que califican la ley como una “criminalización” de las personas que defienden la vida del no nacido.

“La realidad es que solo ofrecemos información. La mayoría de las mujeres no les interesa, pero hay un porcentaje bajo del 10% que aceptan. Nuestro objetivo es ayudar. Las que quieren se hacen una ecografía en la ambulancia con un médico voluntario y les ofrecemos contactar con asociaciones provida que les ayudan con pañales, les buscan trabajo o lo que necesiten”, señala al citado diario Luis Losada, responsable de la Asociación Ambulancia Vida.

El texto también recoge la experiencia de Alfonso Qeipo, un economista jubilado de 70 años que lleva casi seis años actuando como ‘rescatador’. Qeipo asegura a ABC que el trato es “delicado” y que “nunca” han tenido problemas con nadie. “Incluso soy el padrino de una niña cuya madre decidió no abortar”, comenta al periódico. Frente a la nueva propuesta del PSOE Qeipo dice no tener miedo. “No vamos a dejar de luchar porque los que nos mueve es el amor a la vida. Con una sola vida que hayamos conseguido salvar, habrá merecido la pena el esfuerzo”.

El PSOE se ha adelantado con esta proposición de ley a Unidas Podemos, su socio en el Gobierno socialcomunista. Fue la ministra de Igualdad, Irene Montero, quien se comprometió con ACAI en el mes de octubre del pasado año a reforzar la “seguridad” en esos centros. Montero prometió estudiar fórmulas para garantizar que las mujeres “puedan seguir ejerciendo su derecho a decidir libremente sobre la interrupción del embarazo”.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas