Traducido de Theblaze.com por TierraPura.org 

Un juez de Virginia reintegró a un maestro de escuela primaria cristiana que fue suspendido por su distrito escolar después de expresar su oposición a las nuevas políticas de afirmación de personas transgénero del distrito.

¿Cuáles son los detalles?

En una decisión emitida el martes, el juez James E. Plowman Jr. concedió a Tanner Cross una medida cautelar y ordenó que las escuelas públicas del condado de Loudoun lo reincorporaran inmediatamente, según Alliance Defending Freedom (Alianza Defensora de la Libertad, ADF por sus siglas en inglés), la firma legal que representa al profesor.

En el fallo, Plowman calificó la suspensión de Cross por parte del distrito como “innecesaria y vengativa”.

Cross, profesor de educación física en la escuela primaria de Leesburg, presentó una demanda contra el distrito la semana pasada después de que se le concediera una baja administrativa y se le prohibiera la entrada a la escuela tras un discurso que pronunció en una reunión del consejo escolar.

Durante el discurso, Cross citó su fe cristiana al declarar que se negaba a “mentir” a sus alumnos y a “profanar” a Dios afirmando que “un niño biológico puede ser una niña y viceversa”, como sería requerido por un par de nuevas reglas del distrito “expansivas de género”.

Las políticas exigen que todo el personal del distrito utilice los pronombres de género preferidos por el estudiante y permiten que los estudiantes transgénero participen en actividades acordes con su identidad de género, en lugar de su sexo biológico.

En un tuit tras el fallo judicial, la ADF calificó la noticia de “victoria masiva para la libertad de expresión”.

El fundador y director general de la ADF, Michael Farris, añadió en un comunicado: “Nadie debería ser castigado por expresar su preocupación sobre una política gubernamental propuesta, especialmente cuando el gobierno invita a hacer comentarios sobre esa política. Por esta razón, nos complace la decisión del tribunal de detener las represalias de las escuelas públicas del condado de Loudoun contra Tanner Cross mientras su demanda continúa. Los educadores son como todo el mundo: tienen ideas y opiniones que deberían tener la libertad de expresar “.

¿Qué más?

El distrito había argumentado que no fue el discurso de Cross lo que condujo a su suspensión; más bien, fue el hecho de que su discurso supuestamente causó una interrupción en la escuela.

Pero al investigar el asunto, el tribunal encontró pruebas mínimas para respaldar la afirmación del distrito, señalando que sólo seis padres llamaron al distrito para expresar sus quejas.

Además, el tribunal dictaminó que el discurso de Cross estaba constitucionalmente protegido porque estaba “hablando como ciudadano, no en en virtud de su cargo oficial” y “durante horas no laborables” en “un foro donde se invitaba a hacer comentarios públicos”.

“Además, es evidente que el tema sobre el que habló el demandante sólo puede describirse como un ‘asunto de interés público”, escribió Plowman.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas