Fuente: La Derecha Diario

Los estudiantes de la Universidad Normal de Nianjing se enfrentaron con la Policía en el campus del establecimiento educativo durante los días 7 y 8 de junio, hasta que finalmente fueron arrestados y dispersados, sin confirmación de un número de muertos o heridos.

Los estudiantes de pregrado de la Universidad Normal, una escuela semi-privada de aproximadamente 10.700 estudiantes en la provincia oriental de Jiangsu, protestaban en el campus por la preocupación de que sus títulos académicos se devaluaran después de enterarse de un plan del Partido Comunista Chino (PCCh) para fusionar las universidades privadas regionales con las universidades públicas vocacionales, que se consideran de peor nivel.

Un estudiante reportado por el medio La Gran Época, dijo: “La policía y los guardias de seguridad comenzaron a atacarnos. Nos echaron agua, nos empujaron al suelo y arrastraron a algunos de nosotros a otros lugares. Algunos estudiantes tenían abrasiones y otros sangraban en la cabeza”.

Los alumnos de la Universidad Normal estallaron en protestas el pasado 7 de junio por la noche en rechazo a la nueva reforma educativa que anunció el régimen comunista. En un primer momento, tomaron la escuela, barricándose adentro, pero el Buró Comunista de Jiangsu envió a la Policía para reprimir violentamente a los estudiantes.

Los policías tiraron gases dentro de la Universidad pero no nos permitieron salir del campus. … Algunos estudiantes fueron detenidos en las aulas cuando no podían respirar”, declararon ante La Gran Época. Un enorme grupo de oficiales de la unidad táctica de la policía ingresó al campus en la mañana del 8 de junio y golpeó a los estudiantes y los roció con gas pimienta.

Sin embargo, los estudiantes no cedieron su posición hasta que no salió la noticia que el Departamento de Educación de la provincia de Jiangsu suspendería la fusión prevista, aunque muchos de los manifestantes todavía desconfían que este plan se vaya a realizar.

La policía justificó su violento ingreso a la universidad diciendo que Chang Qing, el director de 55 años del Zhongbei College, había sido «detenido» por los estudiantes durante más de 30 horas desde la tarde del 6 de junio hasta finales del 7 de junio. 

Pero los estudiantes dijeron en las plataformas de redes sociales que Chang protestaba junto con los ellos y que estaba haciendo una huelga en la sala de conferencias. Según videos que subieron a las redes sociales del régimen, y que fueron rápidamente eliminados, los estudiantes le proporcionaron a Chang agua, comida, un cargador de teléfono celular y hasta pañuelos de papel.

Un estudiante con el nombre de usuario «Mint’s Cat» publicó en Weibo el 8 de junio: «El director nos dijo que le gustaría sentarse con nosotros mientras espera el resultado de la decisión del régimen«.

Las publicaciones relacionadas se eliminaron totalmente del internet chino, pero los chinos en el extranjero las copiaron y volvieron a publicar en Twitter, que la censura del régimen chino no puede alcanzar.

La mayoría de los estudiantes permanecieron en el lugar hasta las 4 a.m. del 8 de junio, cuando salieron por su propia voluntad luego de ser golpeados brutalmente por horas por la policía comunista.

Luego de los sucesos, toda la región fue puesta bajo toque de queda, la universidad fue «clausurada temporalmente«, y todavía no se sabe el paradero de cientos de estudiantes.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas