Fuente: RedState (Traducido por China Watch Institute)

Ahora sabemos el nombre del desertor chino sobre el que RedState escribió por primera vez el 4 de junio, que estuvo trabajando con la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA por sus siglas en inglés) durante unos meses, y cuál era su posición dentro del ejército y el gobierno chinos, entre otros detalles.

Matthew Brazil y Jeff Stein en Spy Talk informaron sobre el “rumor” y dieron el nombre y los antecedentes del supuesto desertor:

Los medios de comunicación anticomunistas en lengua china y Twitter alborotaron esta semana con rumores de que un viceministro de Seguridad del Estado, Dong Jingwei (董经纬) desertó a mediados de febrero, volando de Hong Kong a Estados Unidos con su hija, Dong Yang.

Dong es, o era, un funcionario de larga trayectoria en el Ministerio de Seguridad del Estado (MSS por sus siglas en inglés) de China, también conocido como el Guoanbu. Sus antecedentes disponibles públicamente indicaron que fue responsable de los esfuerzos de contrainteligencia del Ministerio en China, es decir, de la captura de espías, desde que ascendió a viceministro en abril de 2018. Si las historias son ciertas, Dong sería el desertor de más alto nivel en la historia de la República Popular China.

Las fuentes de RedState confirmaron que el desertor es, de hecho, Dong, que estuvo a cargo de los esfuerzos de contrainteligencia en China, y que voló a los Estados Unidos a mediados de febrero, supuestamente para visitar a su hija en una universidad en California. Cuando Dong aterrizó en California, se puso en contacto con funcionarios de DIA y les informó de sus planes de deserción y de la información que había traído consigo. A continuación, Dong se “escondió a plena vista” durante unas dos semanas antes de desaparecer bajo la custodia de DIA.

Según Spy Talk, el nombre de Dong surgió durante la cumbre chino-estadounidense celebrada en Alaska en marzo de 2021:

En un reciente tuit, Han [Dr. Han Lianchao, un desertor chino], citando una fuente no identificada, alegó que el ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, y el jefe de Asuntos Exteriores del Partido Comunista, Yang Jiechi, exigieron que los estadounidenses devolvieran a Dong y el secretario de Estado, Anthony Blinken, se negó.

Las fuentes de RedState dicen que los funcionarios chinos exigieron que Estados Unidos devolviera a Dong, pero Blinken no se negó exactamente; en ese momento Blinken no sabía que Dong estaba con el gobierno de Estados Unidos, dicen las fuentes, y le dijo a China que Estados Unidos no tenía a Dong.

Según las fuentes de RedState, sólo en las últimas tres o cuatro semanas alguien ajeno a DIA supo del desertor. Antes de ese tiempo, DIA investigó la información proporcionada y confrontó con los funcionarios de Langley los resultados obtenidos sin divulgar la fuente.

Los expertos citados en el artículo de Spy Talk dicen esencialmente que la deserción es sólo un rumor y que los rumores ocurren todo el tiempo, y que de ser cierto, sería un gran problema pero “que eso no cambia el juego”. Basándonos en conversaciones con fuentes familiarizadas con la información que Dong ya proporcionó y su cantidad y fiabilidad, eso simplemente no es el caso. Dong no sólo dispone de información detallada sobre los sistemas de armas especiales de China, el funcionamiento del Instituto de Virología de Wuhan por parte de los militares chinos y los orígenes del SARS-CoV-2, y los activos y fuentes del gobierno chino dentro de Estados Unidos; Dong tiene información extremadamente embarazosa y perjudicial sobre nuestra comunidad de inteligencia y funcionarios del gobierno en los “terabytes de datos” que ha proporcionado a DIA.

Parte de la información proporcionada por Dong fue reportada por el Washington Free Beacon a principios de esta semana:

Cientos de ciudadanos chinos son objeto de una investigación federal después de que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley señalaran sus viajes al comienzo de la pandemia de COVID-19. Los ciudadanos chinos regresaron a Estados Unidos antes de lo previsto en enero de 2020, a menudo habiendo modificado sus planes de viaje.

El episodio se relata en un informe interno que circuló entre varias agencias de seguridad nacional y de aplicación de la ley el 3 de junio. Dicho informe conjetura que los estudiantes chinos regresaron a Estados Unidos antes de lo previsto para evitar futuras restricciones de viaje causadas por la pandemia de COVID-19.

“El equipo examinó a 58.000 titulares de visados chinos entrantes en la base de datos [Registro de nombres de pasajeros] e identificó a 396 personas cuyo viaje de regreso estaba programado para después de enero 2020, sin embargo el informe dice que regresaron en enero de 2020″. 

The Free Beacon informa de que los funcionarios de inteligencia de Estados Unidos no llegaron a una conclusión sobre si los estudiantes investigados eran o no espías, pero a RedState se le dijo que, se quiera o no utilizar el término “espía”, esos estudiantes fueron enviados de vuelta a Estados Unidos con directivas específicas de recopilación de información con el propósito de ayudar a Pekín a entender la respuesta del gobierno de Estados Unidos a la pandemia a un nivel mucho más profundo de lo que podrían, a través de los documentos disponibles públicamente.

A estos estudiantes (espías) se les encargó que informaran sobre los cambios en las políticas públicas, la respuesta y los daños económicos, las repercusiones en el sistema sanitario (escasez de equipos/camas de hospital, etc.), las repercusiones en la cadena de suministro (incluido el tiempo que tardaron en llegar a Estados Unidos cosas como los semiconductores procedentes de China), los disturbios civiles, etc.

Además, Dong proporcionó a DIA la siguiente información:

  • Primeros estudios patogénicos del virus que ahora conocemos como SARS-CoV-2.
  • Modelos de predicción de la propagación y los daños del COVID-19 en los Estados Unidos y en el mundo.
  • Registros financieros que detallan exactamente qué organizaciones y gobiernos financiaron la investigación sobre el SARS-CoV-2 y otras investigaciones sobre la guerra biológica.
  • Nombres de ciudadanos estadounidenses que proporcionan información a China.
  • Nombres de espías chinos que trabajan en Estados Unidos o que asisten a universidades estadounidenses.
  • Registros financieros que muestran a empresarios y funcionarios públicos estadounidenses que recibieron dinero del régimen chino.
  • Detalles de las reuniones que funcionarios del gobierno de EE. UU. tuvieron (quizás sin saberlo) con espías chinos y miembros del SVR de Rusia.
  • Cómo el gobierno chino accedió a un sistema de comunicaciones de la CIA, lo que provocó la muerte de decenas de chinos que trabajaban con la CIA.

Dong también proporcionó a DIA copias del contenido del disco duro del ordenador portátil de Hunter Biden, mostrando la información que tiene el régimen chino sobre el problema de la pornografía de Hunter y sobre sus negocios comerciales (y los de Joe) con entidades chinas. Algunos de los archivos que proporcionó Dong arrojan luz sobre cómo se aprobó la venta de Henniges Automotive (y su tecnología furtiva) al fabricante militar chino AVIC Auto.

De nuevo, según las fuentes, Dong dijo a los interrogadores de DIA que al menos un tercio de los estudiantes chinos que asisten a las universidades estadounidenses son activos del Ejército Popular de Liberación (EPL) o forman parte del Plan de los Mil Talentos y que muchos de los estudiantes están aquí bajo seudónimos. Una de las razones para el uso de seudónimos es que muchos de estos estudiantes son hijos de militares de alto rango y líderes del partido.

Como informamos inicialmente, DIA confía mucho en la veracidad de las afirmaciones de Dong. El hecho de que desde nuestro informe original, que fue despreciado por los apologistas de Langley, el New York Times publicó una rara entrevista con la Dra. Shi Zhengli (la “Mujer Murciélago” de WIV), ABC News inició una “investigación” sobre los orígenes de COVID-19, y ahora el nombre real del desertor fue publicado en un blog anti-Trump, simpatizante con la CIA, demuestra lo que las fuentes dijeron a RedState hoy: “Este desertor tiene al resto de la comunidad de inteligencia y a la comunidad LEO asustada”.

Envía tu comentario

guest
3 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas