Traducido de LifeSiteNews.com por TierraPura.org

Corrección importante: Este artículo originalmente reportó incorrectamente que el Dr. Zelenko recomendó “Corcidin, vitamina C, vitamina D y zinc'” como un protocolo de tratamiento para COVID. El primer punto correcto es en realidad Quercitina y NO Corcidina. Nos disculpamos por el error que resultó de la transcripción del audio que parecía sonar como Corcidin.

Además: En la entrevista del video, el Dr. Zelenko menciona que Michael Yeadon ha declarado que la mayoría de las personas vacunadas con las vacunas Covid-19 morirán dentro de los 2 años posteriores a la vacunación. En cambio, fue la profesora Dolores Cahill quien hizo esa afirmación, sobre la que el Dr. Yeadon ha sido grabado afirmando que “no iría tan lejos”.

El Dr. Vladimir Zelenko, el médico neoyorquino pionero en el uso de la hidroxicloroquina (HCQ) y el zinc como tratamiento del COVID-19, concedió una larga entrevista a LifeSiteNews en la que explicó por qué este protocolo ha tenido tanto éxito. Hablando con Claire Chretien de LifeSite, Zelenko habló de las vacunas contra el coronavirus y del “grupo de sociópatas” que quiere administrar estas inyecciones a todo el mundo, así como de la censura rampante de la información sobre el tratamiento del virus.

Zelenko ha sido médico de familia durante dos décadas en el norte del estado de Nueva York. El COVID-19 arrasó en esa zona cuando se produjo el brote de coronavirus en marzo de 2020. De los casos más graves del coronavirus de Wuhan en ese momento, la mayoría de los pacientes fueron puestos en respiradores, pero “entre el 80 y el 90 por ciento de las personas en un respirador estaban muriendo, por lo que no era un modelo de tratamiento muy bueno”, señaló Zelenko.

De los 3.000 pacientes con COVID a su cargo, Zelenko identificó a 1.000 como de “alto riesgo”, con los que su intervención médica basada en HCQ y zinc “redujo la tasa de mortalidad del 7,5 por ciento, a menos del medio por ciento”.

“Eso supone una reducción del 84% en hospitalizaciones y muertes”.

“De los 600.000 estadounidenses muertos que tenemos, podríamos haber evitado que 510.000 fueran al hospital y murieran”.

Sin embargo, este protocolo no ha sido ampliamente adoptado por la comunidad médica. A muchos estadounidenses que se contagiaron con el coronavirus no les recetaron  hidroxicloroquina..

“Ha sido adoptada por médicos líderes en el mundo que son honestos y capaces de razonamiento deductivo y no están adoctrinados”, dijo Zelenko a LifeSite, pero “desafortunadamente, el 90 por ciento de los médicos en este país son incapaces de pensar de forma independiente.”

“El resultado neto es que siguen ciegamente las recomendaciones de sus empleadores o de las agencias gubernamentales sin utilizar el sentido común. Se limitan a seguir órdenes, como hacían los nazis”.

Sin embargo, Zelenko llamó la atención sobre una serie de médicos destacados como el doctor Peter McCullough, cardiólogo y profesor de medicina en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas A&M, y el doctor Harvey Risch, profesor de epidemiología en la Universidad de Yale, quienes han utilizado con éxito su protocolo de HCQ para el tratamiento de  COVID-19. Han declarado, incluso ante el Senado de los Estados Unidos, que “la intervención temprana en el entorno prehospitalario es la clave para superar este problema de salud.”

“Hay docenas de estudios que corroboran” su enfoque para tratar el virus, añadió Zelenko, antes de añadir que su protocolo no es el único remedio eficaz: “La ivermectina es una de las medidas preventivas más potentes contra la enfermedad del virus”.

Lea también: Hidroxicloroquina: Administran dosis letales en ensayos para sabotear resultados

A pesar de las restricciones gubernamentales a la distribución de HCQ, un componente necesario del protocolo, Zelenko encontró una alternativa de venta libre que funciona de la misma manera para ayudar al zinc a penetrar en las células e inhibir la replicación viral.

“Esta es la cura de la tiranía”, afirmó, y añadió que las principales razones por las que un paciente morirá a causa de la infección por COVID-19 se centran en “el gobierno bajo el que vives y el médico que eliges”, más que en el propio virus.

Zelenko explica que  puede decir, “Ve a la farmacia y obtén quercitina, vitamina C, vitamina D y zinc” que son todos de venta libre, y si los usas en la dosis correcta, mejorarás y te mantendrás saludable, de repente habré empoderado al individuo para que no sea subyugado o embrutecido por la terrible gobernanza y la mala praxis de los médicos.”

No hay necesidad médica de este líquido experimental

Dado el éxito de su régimen de tratamiento, Zelenko dijo que “no hay necesidad médica de este líquido experimental”, en referencia a las vacunas de terapia genética de ARNm que se están administrando en todo el mundo. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los menores de 18 años se recuperan “en un 99,998% de  COVID sin tratamiento”, señaló Zelenko.

Esto contrasta con las aproximadamente 7.000 muertes y los muchos cientos de miles de acontecimientos adversos registrados tras la inyección de una vacuna de ARNm, dijo el médico, y añadió que el riesgo de que los niños sufran daños a causa de las vacunas podría ser de 50 a uno.

“No es un riesgo, es un asesinato”, afirmó.

Entre el grupo demográfico de 18 a 45 años, Zelenko explicó que la tasa de recuperación desciende marginalmente hasta el 99,95%. Del mismo modo, los riesgos de seguridad al tomar una sustancia experimental superan cualquier beneficio potencial, del que Zelenko admite que la eficacia es “cuestionable”, incluso entre aquellos en categorías de mayor riesgo para los que su protocolo médico ha tenido beneficios demostrables.

Conspiración para cometer un genocidio por parte de un grupo de sociópatas que se creen Dios

Caracterizando la crisis del coronavirus como “la mayor guerra psicológica de la historia de la humanidad”, Zelenko llegó a explicar que el mundo entero se ha llenado “de miedo patológico”.

“Ese miedo se utiliza luego para manipular el comportamiento humano”, dijo, recordando cómo algunos de los hombres más poderosos del mundo, como el fundador de Microsoft y multimillonario Bill Gates, al que calificó de “sociópata”, han utilizado el miedo para impulsar una agenda “de que hay que reducir la población mundial”.

En cuanto a la actual toma de posesión de la salud pública, “en 2020, Gates dijo que habrá que vacunar a siete mil millones de personas”, con una solución que sigue siendo peligrosa y no está probada.

Reconociendo la gigantesca tarea de convencer a siete mil millones de personas para que se vacunen, Zelenko sugirió que este fin sólo puede lograrse “generando ese miedo patológico, y luego ofreciendo una solución artificial. Te conviertes en su salvador”.

“Siempre ha habido tiranos y déspotas que tienen delirios de ser una deidad, o un dios, y se sienten con derecho a marcar el curso de la historia de la humanidad”.

La base de la naturaleza humana, dijo Zelenko, puede pensarse de dos maneras principales.

En primer lugar, “se puede considerar al ser humano como hecho a imagen y semejanza de Dios… eso significa que nuestras vidas tienen santidad… eso significa que nuestras vidas tienen derechos humanos”.

“Si ese es el caso, no está en el ámbito del ser humano decidir cuántas personas debe haber en el mundo y cuánto tiempo debemos vivir”.

En oposición, dijo Zelenko, está el “enfoque darwinista… eugenésico, que consiste en que la jerarquía de dominio de la humanidad depende de una composición genética superior”.

“La ideología nazi era exactamente eso”, dijo. Los nazis se sentían con derecho a erradicar “a los que consideraban infrahumanos”, incluidos los que no estaban de acuerdo con ellos políticamente, añadió. “Lo mismo está ocurriendo ahora, excepto que no es antisemita”.

Según Zelenko, Gates y Klaus Schwab, del Foro Económico Mundial, este último autor del libro The Great Reset, forman parte de un “grupo de sociópatas”.

Este grupo cree que han “evolucionado hacia un ser superior”, un tipo de “superhombre”.

“Están impulsando esta agenda transhumanista”, advirtió Zelenko, además de fomentar la erradicación de la propiedad privada y de los combustibles fósiles, y tratar de vacunar a todas las personas de la Tierra.

“Es una conspiración -pero no una teoría- y es una conspiración para cometer un genocidio por parte de un grupo de sociópatas que se creen Dios… Esto es una guerra contra Dios”.

“Estamos viviendo la Tercera Guerra Mundial … el problema es que el arma que se está utilizando , el miedo, es un asesino silencioso”, dijo.

El médico exhortó a la gente: “No os dejéis llevar por el miedo”.

“Estáis siendo puestos a prueba por Dios. ¿Ante quién os vais a inclinar?”.

El propio Zelenko se ha enfrentado a la persecución por no estar dispuesto a callar sobre su investigación. Independientemente de la eficacia de su protocolo para salvar la vida de los pacientes, se le ha prohibido el acceso a Twitter, Facebook y YouTube, todo ello a causa de su exitoso enfoque contra la narrativa de COVID-19.

En términos inequívocos, Zelenko describió la supresión de su información sobre el tratamiento que salva vidas, y la información que salva vidas proporcionada por otros, como parte de una “conspiración para cometer un asesinato.”

“Creo que toda la muerte que hemos sufrido como sociedad y como mundo ha sido intencionada, voluntaria, maliciosa y debida a un gobierno nefasto”, denunció. “Este es un crimen de escala histórica y bíblica”.

Zelenko también dijo a LifeSiteNews que a principios del brote de coronavirus, cuando comenzó a hablar sobre el uso de HCQ y zinc para tratar el virus, el entonces jefe de personal del presidente Trump, Mark Meadows, lo llamó para hablar sobre los hallazgos de Zelenko. Zelenko dijo que ha tratado a varios pacientes de alto perfil, incluido el ex alcalde de Nueva York Rudy Giuliani.

Envía tu comentario

guest
6 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas