Por Mamela Fiallo Flor – Panampost.com

La represión continúa en Cuba. Ante las multitudes que crecen contra el régimen cubano, el partido único engrosa sus filas mediante la captura de jóvenes e incluso adolescentes como fuerza de choque.

Los oficiales de los Comités Militares van hasta las casas de los menores y de allí los trasladan en bus a otras ciudades. De esa manera no conocen a quienes reprimen y la dictadura evita que sus familiares y amigos les ayuden a escapar, según lo denunció radio televisión Martí.

“Los reclutamientos de los jóvenes que estaban ya próximos a ser llamados por el Servicio Militar se estaban sucediendo aquí en La Habana a raíz de que ya se le estaba quedando corto al régimen enganchar a los miembros del partido y de las reservas de cuadros para integrar las turbas de respuesta rápida que no son más que brigadas paramilitares”, advirtió el escritor y periodista Jorge Enrique Rodríguez.

“Se sabe que son llamados para enfrentar al pueblo y la mayoría de los padres se niegan, incluso, a recibir este tipo de citaciones, y dijeron estar dispuestos a asumir las consecuencias”, destacó Rodríguez.

Madres cubanas claman ayuda internacional para que no se lleven a sus hijos

Las familias reclaman que los menores son retirados de sus hogares mediante la fuerza y sin el consentimiento de sus padres. En caso de resistirse, toda la familia podría ser detenida o desaparecida.

“Las madres cubanas necesitamos ayuda internacional para que el Ejército no se lleve a nuestros hijos”, reclama Katia Hernández Torres.

Como UNICEF es el organismo de la ONU a cargo de la niñez, opositores al régimen reclaman la inacción de dicha entidad ante el reclutamiento forzoso de los menores.

De la mano de la frustración de los padres de ver a sus hijos sustraídos de sus hogares está la falta de comunicación por causa de los cortes del régimen cubano.

En vista que el Partido Comunista tiene el monopolio de las telecomunicaciones, tiene también el poder de negar el acceso.

Antes de perder la señal, un padre de familia alcanzó a decirle a su hijo que es preferible estar preso que reprimir a sus hermanos.

La huella del Che Guevara en la supresión de libertades

El reclamo fue literal, puesto que no cumplir con el servicio militar se castiga con cárcel. Desde los tiempos del Che Guevara en la isla, el Servicio Militar ha sido impuesta sobre los hombres cubanos desde la mayoría de edad (de los 17 años a los 43). Pero, ante la crisis social que vive la isla, de manera extraoficial se amplió para incorporar a menores.

La convocatoria por el servicio militar obligatorio surge en medio de la crisis de los misiles de 1962, desatada por la presencia de ojivas nucleares de la Unión Soviética en Cuba, a pocos kilómetros de los EE. UU. en plena Guerra Fría.

Pero no se volvió oficial hasta junio de 1963 con el nombre de Servicio Militar General (SMG). El Che Guevara tuvo un rol cruciual en cuanto creó las Unidades Militares de Ayuda a Producción, donde eran enviados los hombres considerados no aptos para la revolución, como los homosexuales y los religiosos. Debían compensar su incapacidad de ir a la guerra mediante trabajos forzados.

Medio siglo después, las manifestaciones en Cuba están bajo la mirada mundial y se ha reducido la presencia de militares en las calles pero no la represión régimen cubano.

Ahora los represores son la policía política vestidos de civil y las llamadas «Brigadas de Respuesta Rápida», entre las cuales se encuentran jóvenes e incluso menores de edad sustraídos de sus hogares.

Envía tu comentario

guest
1 Comentario
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas