Por Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com

Videos de una mujer británica que no puede usar sus piernas para caminar correctamente subidos a una cuenta de Instagram con casi 5 millones de seguidores fue ‘restringido’ por la red social para que no sea tan ‘prominente’ y deje de recomendarse, reportó Daily Mail.

Se trata de Georgia-Rose Segal de 34 años de edad que compartió una serie de videos con los efectos adversos que tuvo después de aplicar la segunda dosis de la vacuna contra el virus PCCh del laboratorio de Pfizer.

El video fue subido con la siguiente explicación: “Desde el 29 de junio, después de su segundo pinchazo de Pfizer, Georgia ha tenido episodios diarios de desmayos, que han derivado en problemas neurológicos y en la pérdida del uso de las piernas. Y eso que antes estaba perfectamente sana y en forma”.

Georgina-Rose Segal es vista utilizando una muletas con ruedas para caminar en el hospital (@Iamjustbait/Instagram)

En la compilación de tres videos, se puede ver a la mujer casi cayéndose al piso cuando intenta caminar sin ayuda. En otro se ven sus piernas sufriendo espasmos espontáneos y en el tercero se ve a la Sra. Segal caminando con una muleta con ruedas en el hospital.

Los videos fueron compartidos por la cuenta Imjustbait de Instagram que cuenta con 4.7 millones de seguidores y obtuvo más de cien mil ‘me gusta’ de los usuarios que lo vieron.

Georgina-Rose Segal al borde de colapsar cuando intenta caminar sin ayuda en la cocina de su casa (@Imajustbait/Instagram)

Como resultado, la red social puso los videos en modo restringido, que significa que no será visto fácilmente y tampoco será recomendado.

Aparentemente la decisión de Instagram responde a una ‘campaña de información’ sobre las vacunas con la que tratan de convencer a la gente de que la vacuna es segura y el caso de la Sra. Segal es ‘excepcional’.

“Estamos llevando a cabo la mayor campaña de información sobre vacunas online de la historia, y gracias a nuestro trabajo con el NHS y el gobierno del Reino Unido hemos dirigido más de 13,5 millones de visitas a información precisa sobre el virus y las vacunas aprobadas”.

A pesar de que muchos comentarios incluso decían que los videos eran falsos o que más allá de ese ‘riesgo’ la vacuna era como el paracetamol ‘buena en términos generales’, hubo muchos que reaccionaron a los videos confirmando que no se vacunarán.

Uno de los que comentó la publicación dijo: “Por eso no me la he puesto todavía, me la pondré si es de vida o muerte pero los hombres tuvieron Covid y lo superaron como si fuera un resfrío y nadie le dio al hombre una vacuna para el resfriado”.

Otro usuario fue un poco más explícito: “Y esta es la porquería que intentan meter en el cuerpo de todos… no gracias, he tenido peores resfriados que el Covid”.

Una camarera de Birmingham, Kevani Aird, dijo que después de ver el video está más segura de que no quiere vacunarse.

“Para ser sincera, no confío. Simplemente no confío en el gobierno en general. No creo que valga la pena el riesgo”, dijo Aird.

De acuerdo con las estadísticas del Reino Unido, uno de cada tres jóvenes entre 18 y 29 años no se ha vacunado, y videos como el de Georgia aumentan las dudas de este grupo de personas.

O dicho de otra forma, alrededor de tres millones de jóvenes en el Reino Unido no se han vacunado a pesar de que el gobierno dispuso en junio pasado las vacunas para este grupo.

De las 140 mil muertes por Covid reportadas en el Reino Unido, solo 237 de ellas tenían menos de 30 años, y aunque es una cifra a la que también se le atribuye la duda de vacunarse o no en el grupo de personas jóvenes, según el presidente del Real Colegio de Médicos, Profesor Martin Marshall, lo que más se escucha de los jóvenes que no quieren vacunarse es el temor por quedar infértiles.

Vacunarse o vacunarse, no es la cuestión

El rol del gobierno en decidir si las personas deben vacunarse o no, ha disparado intensos debates.

Mientras que gobiernos alrededor del mundo insisten en la idea instalada de que la inmunidad de rebaño se logrará cuando más del 70% de la población esté vacunada, a pesar de que datos muestran que gran cantidad de las personas que contraen el virus PCCh son personas ya vacunadas, existe un gran sector de la población mundial que se niega a colocarse la vacuna debido a los riesgos o efectos adversos documentados desde el inicio de la campaña de vacunación o simplemente porque no desea que la obliguen.

Al igual que en Francia, miles de británicos tomaron las calles de Londres este 25 de julio para protestar por la decisión del primer ministro Boris Johnson de demandar prueba de vacunación para llevar una vida normal.

Entre los manifestantes había carteles con mensajes como “Cuando la tiranía se hace ley, la resistencia se convierte en un deber”.

Uno de los manifestantes que no se identificaba como ‘antivacunas’ y que de hecho se había colocado una dosis ya, dijo: “No mostraré mis papeles cuando el Estado me los pida porque no tiene derecho a hacerlo”.

Envía tu comentario

guest
10 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas