Traducido de GreatGameIndia.com por Tierrapura.org

Las personas que han sido totalmente vacunadas contra el COVID-19 y, sin embargo, se infectan con la cepa Delta, podrían transmitir la infección a personas no vacunadas, dijo el martes la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Rochelle Walensky, al justificar la renovación de las recomendaciones sobre el uso de mascarillas.

“En raras ocasiones, algunas personas vacunadas infectadas con la variante delta después de la vacunación pueden contagiar y propagar el virus a otras personas”, dijo a los periodistas el martes.

“Esta nueva ciencia es preocupante y lamentablemente justifica una actualización de nuestras recomendaciones”.

Las recomendaciones anteriores de la agencia se basaban en los datos de seguimiento de COVID-19 que indicaban que las personas vacunadas rara vez transmiten el virus a otras.

Walensky dijo que las investigaciones de los CDC han encontrado que la cantidad de virus presente en las personas vacunadas infectadas con Delta es similar a los niveles encontrados en personas no vacunadas con infecciones de Delta.

Esto es un indicio de que las personas vacunadas pueden transmitir fácilmente el virus, aunque tengan menos probabilidades de enfermar en general.

Según Walensky, en las zonas de alta transmisión, aproximadamente 1 de cada 20, o incluso 1 de cada 10, contactos de una persona podrían dar lugar a un brote de infección (un caso diagnosticado después de que alguien esté totalmente vacunado). Eso suponiendo que las vacunas tengan una eficacia del 90% al 95%, pero por supuesto ninguna vacuna contra el covid tiene este grado de efectividad.

Sin embargo, alrededor de dos tercios de la población general tienen anticuerpos contra la COVID-19 y el 67,6% de la población de la India estuvo expuesta a la enfermedad, según se desprende de la cuarta encuesta serológica realizada por el Consejo Indio de Investigación Médica (ICMR), durante el periodo junio-julio de 2021.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos ha advertido que la vacuna Covid-19 de Johnson & Johnson en dosis única puede causar el síndrome de Guillain-Barré, un trastorno raro en el que el sistema inmunitario ataca al sistema nervioso y puede provocar parálisis.

Mientras tanto, Noruega ha anunciado que el riesgo de morir por la vacuna de AstraZeneca, de marca Covishield, es mayor en la India que por COVID-19. A la espera de la decisión final sobre la controvertida vacuna, Noruega ha decidido mientras tanto descargar sus existencias de AstraZeneca a otros países nórdicos que sí quieren utilizarlas a pesar de los riesgos asociados.

Incluso el comité de seguridad de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha añadido otra afección sanguínea a los posibles efectos secundarios de la vacuna de AstraZeneca denominada Covishield en la India: el síndrome de fuga capilar.

El síndrome de fuga capilar es una afección que provoca la salida de líquido de los vasos sanguíneos y podría causar una presión arterial muy baja, lo que provocaría dolor, náuseas y cansancio o, en el peor de los casos, insuficiencia renal y accidentes cerebrovasculares.

Por otro lado, Portugal ha acusado al gobierno británico de mentir sobre los casos de la mutación de Nepal y de crear el pánico de lo que las autoridades intentaron presentar como una “Variante Superindia”.

Envía tu comentario

guest
1 Comentario
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas