Por Andrés Vacca – BLes.com

La Dra. Leana Wen, expresidenta de la empresa abortista Planned Parenthood publicó un nuevo libro llamado: Lifelines: A Doctor’s Journey in the Fight for Public Health”, en el que denuncia la agresiva promoción del aborto por parte de su anterior empleador, al que describe como una organización política con intenciones que trascienden la salud de la mujer, dando prioridad a la promoción de la ideología abortista.

En su nuevo libro publicado el 27 de julio, Wen detalla cómo la tensión entre su misión y los objetivos de Planned Parenthood entraron en conflicto desde ese primer día hasta que dejó su puesto solo nueve meses después.

En su primer día completo en el trabajo como presidenta de Planned Parenthood, la Dra. Leana Wen apareció en ‘The View’ de ABC para hablar sobre su visión de la organización.

Cuando terminó el segmento, según detalla Wen en su libro, estaba feliz y conforme por haber tenido suficientes repercusiones en la audiencia en vivo.

“Pero sus nuevos colegas en la sede de Planned Parenthood no lo estaban: Wen no había dicho la palabra ‘aborto’, asegura un informe del Business Insider que relata el hecho.

De hecho, Wen informa que Planned Parenthood le exigía que ella hablara y promoviera el aborto cada vez que realizara una apariencia mediática, a pesar de que la organización asegura que los abortos solo representan solo el 3% de sus servicios. 

Según un informe de Business Insider, los ejecutivos de Planned Parenthood también pretendían que Wen usara un aborto espontáneo que sufrió justo antes de dejar su puesto como excusa pública para dejar el cargo.

Acorde a lo reportado por Insider, la Dra Wen luego de unos meses de trabajar en la organización habría recibido un aviso de advertencia en el que le recomendaron: “cambie su estrategia como presidenta de Planned Parenthood o váyase”.

Según declaró Wen, que en ese entonces se manifestaba en favor del aborto, entre sus objetivos en el cargo intentó posicionar a la organización como como una institución de salud no partidista. Sin embargo chocó contra una pared hasta que se percató que lejos de eso, las las intenciones de la Planned Parenthood estaban puestas en aumentar la defensa progresista y pro-aborto.

“Necesitas hablar sobre el aborto en cada entrevista con los medios”, dice Wen, le dijo un miembro del personal de Planned Parenthood. “Si no hablamos del aborto abiertamente, en voz alta y con orgullo, como un bien moral positivo, lo estamos estigmatizando aún más y a las personas que lo necesitan”, afirmó Wen que le dijeron.

Wen siempre entendió el aborto como un caso extremo y no como algo que sea bueno difundir. Y siempre le interesó centrarse más en los demás servicios que tiene en cartera Planned Parenthood.

Lo que finalmente llevó a la partida de Wen fue la comprensión de que Planned Parenthood concentraba todos sus esfuerzos en la defensa de sus ideales políticos, en lugar de de esforzarse por brindar atención médica real a las mujeres que necesitaban de sus servicios.

“Planned Parenthood se ve a sí misma como una organización de defensa liberal, que habla con franqueza sobre temas vagamente relacionados con la asistencia sanitaria, como la neutralidad de las redes en internet, la desfinanciación de la policía y la estatalidad de DC,” escribió.

Finalmente hubo otro hecho que terminó de decepcionar por completo a Wen. Mientras estaba decidiendo si renunciar a su puesto, sufrió un aborto espontáneo y decidió comentarle lo sucedido a un colega.

Su colega comentó lo que se había enterado a los superiores, quienes luego hablaron con Wen y le “sugirieron que usara la pérdida para explicar su partida”.

Una vez que circuló la idea de utilizar la angustia con fines de relaciones públicas, Wen decidió tomar el control de la situación escribiendo un artículo de opinión para el Washington Post “para que no me roben esta experiencia profundamente personal”, escribió.

Envía tu comentario

guest
1 Comentario
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas