Fuente: KontraInfo.com

Los laboratorios norteamericanos Pfizer y Moderna han sido denunciados por encarecer el precio de las vacunas contra el Covid-19, aprovechándose del oligopolio que conforman. De acuerdo con una investigación llevada a cabo por la organización “People’s Vaccine”, las compañías Pfizer/BioNTech y Moderna “están cobrando a los gobiernos 41.000 millones de dólares de más sobre el coste estimado de producción”. La Unión Europea habría pagado un sobrecosto “que equivaldría al 19% del presupuesto total de la UE para 2021”, según la misma denuncia.

De acuerdo a un análisis de las técnicas utilizadas para la producción del fármaco, las vacunas podrían fabricarse por apenas 1,20 dólares la dosis. Sin embargo, COVAX –el mecanismo global que compra y distribuye una parte de las vacunas– ha estado pagando, en promedio, casi cinco veces más, una estafa para los erarios públicos, toda vez que la vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna fueron “desarrolladas únicamente gracias a los 8.300 millones de dólares provenientes de fondos públicos”. “Los estudios que han dado lugar a estas vacunas comenzaron mucho antes de la pandemia y también gracias al dinero público”, explican Irene Bernal y Eva Iráizoz, de la fundación Salud por Derecho.

Por otro lado, se consigna que ambas farmacéuticas se han negado a transferir tanto la tecnología como los conocimientos sobre la vacuna a otros productores en países en vías de desarrollo.

Beatriz Novales, directora del área de Programas, Incidencia y Ciudadanía de Oxfam, expresó que “mientras las multinacionales farmacéuticas sigan monopolizando, seguirán priorizando los contratos que puedan brindarles los beneficios más excesivos (…) es el momento de dejar de subvencionar a los multimillonarios”.

Los millones de euros aportados por los Estados de distintos países, liderados por EEUU y Alemania, y destinados al desarrollo de vacunas contra el Covid-19, fueron absorbidos, y traducidos en beneficios, en su mayoría, por solo 5 multinacionales: Pfizer/BioNTech, Moderna, Janssen, CureVac y AstraZeneca. En el caso de esta última, “fue una de las más rápidas en desarrollarse gracias a los ensayos clínicos con otro coronavirus que ya se habían realizado previamente en la Universidad de Oxford”, señalan Bernal e Iráizoz.

De acuerdo a la periodista Giselle Leclercq, “Hasta antes que comenzara la pandemia, el mundo fabricaba alrededor de 5 mil millones de dosis al año que cubrían todas las patologías. Hoy se estima que solo para combatir el coronavirus se deberán producir unos 11 mil millones anuales. La inédita demanda hará que el gasto mundial en vacunas, según IQVIA, alcance los 157 mil millones de dólares de acá al 2025. Solo en el 2021, el botín en disputa es de aproximadamente 53 mil millones de dólares y de 51 mil millones en 2022”.

De acuerdo a una investigación de The Guardian, la facturación global conjunta de Pfizer/BioNTech fue estimada por un analista de Barclays, Carter Gould, en 21.500 millones de dólares en 2021. La facturación global de Moderna fue calculada por otro analista de Barclays, Gena Wang, es de 19.600 millones de dólares en 2021. Johnson & Johnson aspira a alcanzar un negocio de 10.000 millones de dólares sólo con esta vacuna. AstraZeneca alcanzaría en 2021, según analistas de SVB Leerink, ventas por 1.900 millones de dólares y en 2022 de 3.000 millones. La china Sinovac sostuvo que puede producir más de mil millones de dosis este año. La vacuna tiene un precio de 60 dólares por dos inyecciones en algunas ciudades chinas. El socio indonesio de Sinovac, Bio Farma, que ha pedido al menos 40 millones de dosis, dijo que costaría 27.20 dólares por dos dosis a nivel local. RDIF, un fondo soberano de riqueza de Rusia, le dijo al Financial Times el mes pasado que el Instituto Gamaleya, responsable de Sputnik V, había firmado contratos con 15 fabricantes en 10 países para producir 1,400 millones de vacunas, de las cuales los desarrolladores han dicho que cobrarían 20 dólares por las dos dosis requeridas a nivel internacional, si bien la están proporcionando gratis en Rusia. Novavax ha acordado suministrar 300 millones de dosis, incluido el Reino Unido (60 millones), la UE, Canadá y Australia. Espera producir 150 millones de dosis al mes y se espera que sea más barata que las de sus rivales. Según el Financial Times, la compañía acordó cobrar 3 por inyección en África. Se espera que esto aumente, ya que Novavax espera poder hacer 2 mil millones de dosis al año a mediados de 2021, gracias a una asociación con el Serum Institute of India.

Junto a las rentas de las compañías, sus accionistas han visto crecer sus activos de manera vertiginosa. Según la revista especializada Forbes, hay en el mundo un total de 40 nuevos milmillonarios consecuencia del mercado de vacunas, los que han experimentado una explosión al alza de sus acciones por la pandemia.

Por otra parte, los principales accionistas institucionales de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson son los mismos: los megafondos financieros BlackRock, Vanguard Group y State Street (SSgA).

Envía tu comentario

guest
7 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas