Fuente: Primer Informe

A través de una llamada telefónica, la segunda entre ambos mandatarios en siete meses, Joe Biden y Xi Jinping quieren evitar una guerra.

Los dos presidentes iniciaron un acercamiento para mejorar las tensas relaciones entre los dos países agravadas tras el cambio de gobierno en Afganistán.

La llamada de esta semana Es la segunda que Biden hace a su homólogo chino. Los desencuentros iniciaron con la llamada «guerra comercial» entre los dos países. La pandemia profundizó las diferencias.

Mientras tanto crece la tensión en el mar del Sur de China, Taiwán y Afganistán, escenarios que sirven de trasfondo al enfrentamiento entre las dos potencias.

El futuro del mundo en una llamada

Los dirigentes conversaron por teléfono durante una hora y media para asegurarse de que la “competencia” entre sus dos países no derive en un “conflicto”, reportó AFP citando la versión de la Casa Blanca. 

Por su parte, la agencia china de noticias china Xinhua dijo que Biden y Xi mantuvieron “una comunicación amplia, sincera y profunda”. En el diálogo abordaron “intercambios sobre las relaciones bilaterales y los asuntos relevantes de interés común”.

Biden dijo e “la dinámica siga siendo competitiva y no tengamos ninguna situación en el futuro que nos lleve a un conflicto no intencionado”. 

Tal y como explicaron funcionarios de la Casa Blanca a AFP, Biden habló con Xi para “manejar de forma responsable” esta competencia. También para que las acciones de Washington no sean malinterpretadas en Beijing. 

A tenor de los medios estatales chinos, Xi se quejó de que la política de la Casa Blanca sobre China había provocado “serias dificultades” en la relación bilateral e insistió en que recuperar esos lazos “es crucial para el futuro y el destino del mundo”.

Presidente involucrado

Biden se involucra personalmente en el manejo de la relación con China después de dos intentos diplomáticos que acabaron en sonados fracasos

El primero fue el enfrentamiento verbal que protagonizaron en marzo en Alaska. Entonces,  el secretario de Estado Antony Blinken y el consejero de Seguridad Nacional, Jake Sullivan intercambiaron con con el jefe de la diplomacia china y miembro del Politburó, Yang Jiechi, y el titular de Exteriores, Wang Yi. 

Ante los periodistas, los cinco minutos de saludos protocolarios se convirtieron en un duelo dialéctico en cuanto los estadounidenses mencionaron los espinosos asuntos de Hong Kong, Xinjiang, Tíbet y Taiwán. 

Otra que también fue tensa, fue la visita de Tianjin en julio de la subsecretaria de Estado Wendy Sherman.

Por su parte, el reciente viaje del enviado estadounidense para el cambio climático, John Kerry, parece haber desatascado algo la relación con China, que liga su colaboración en este campo con la mejora en otros asuntos bilaterales.

Envía tu comentario

guest
2 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas