Traducido de nationalfile.com por TierraPura.org

Ayer, el presidente número 45, Donald Trump, habló sobre los hallazgos presentados durante la audiencia de la auditoría de Arizona, que ya está disponible en la página web del Senado, y señaló que los números irregulares planteados por el informe de la auditoría superan con creces el margen de votos que necesitaría para ser declarado verdadero ganador en el estado.

“Esto es de los forenses por gente muy respetada, y fue un informe hecho de manera muy, muy conservadora, ¨[el fraude] es mucho peor que esto”.

El presidente Trump comenzó a leer las cifras clave de la Auditoría de Arizona, que ahora está disponible públicamente después de una audiencia maratónica que dio lugar a explosivos bombazos. El número de cuestiones planteadas por la Auditoría de Arizona supera el número total de votos que el presidente Trump necesitaría para ganar Arizona.

El 45º presidente también señaló que la auditoría tuvo que ser entregada mientras estaba incompleta debido a una campaña legal exitosa llevada a cabo por la Junta de Supervisores del Condado de Maricopa para mantener el control de los enrutadores utilizados durante las elecciones presidenciales de 2020, en varios puntos desafiando una citación reconocida como legal por el fiscal general del estado.

“Todo esto se encontró sin que se les diera acceso a los routers, que los funcionarios del condado retuvieron despiadadamente. No querían dar esos routers bajo ninguna circunstancia, había que luchar contra ellos hasta el final”. El presidente Trump explicó: “Lucharon contra el Senado, lucharon contra el Senado de Arizona, y el gobernador, Ducey, fue horrible, estuvo desaparecido en acción, en realidad estaba en contra”.

“Sin embargo, los auditores descubrieron que millones de archivos relacionados con las elecciones fueron borrados durante y después de las elecciones, en violación de la ley federal, incluyendo una purga del software del “sistema de gestión electoral'” el día antes de que comenzara la auditoría”, declaró el presidente Trump.

El presidente Trump afirmó que las luces de “grabación” de las cámaras en las gradas de los medios de comunicación comenzaron a apagarse cuando terminó su discusión sobre la auditoría forense del condado de Maricopa. “Miren esas luces que se apagan, oh Dios mío. Las luces, te lo digo, las luces de la televisión se están apagando, ¡esta es la parte más interesante de mi discurso!”

Durante la audiencia de la Auditoría de Arizona, el presidente Trump se unió a la petición de descertificar los resultados de las elecciones del estado en 2020, algo apoyado firmemente por la senadora del estado de Arizona Wendy Rogers y un creciente número de partidarios de la integridad electoral. El día de la audiencia, Rogers superó el millón de firmas en una petición para descertificar las elecciones.

También durante la audiencia, se reveló que la presidenta del Senado, Karen Fann, remitió los resultados de la auditoría al fiscal general Mark Brnovich, ahora también candidato al Senado de Estados Unidos. Brnovich se comprometió a examinar los resultados. El presidente Trump se refirió en su día a Brnovich como un aliado “sin brillo”. Fann, por su parte, abrió y cerró la audiencia recordando que no buscaría descertificar la elección, algo que el gobernador Doug Ducey ya descartó, y que cae dentro del ámbito constitucional de la legislatura de Arizona.

La presidenta del Partido Republicano de Arizona, Kelli Ward, respaldó la descertificación de la elección y pidió a Brnovich que actuara sobre los hallazgos.

Envía tu comentario

guest
9 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas