Traducido de  Humansarefree por TierrePura.org

La incompetencia de la administración Biden no tiene fin. Ha convertido la crisis estadounidense más antigua, la inmigración ilegal en nuestra frontera sur, de un fracaso de la política liberal a un fracaso de los procesos liberales.

Esto no debería sorprender a nadie, porque si hay algo peor que las ideas liberales, es la aplicación liberal de las ideas liberales.

Hola? ¿Obamacare?

Según el sitio progresista Axios, el asesor del área de inmigración de Biden -¿Hola? ¿Vicepresidente Harris? – se las ha arreglado para perder el contacto con 45.000 menores no acompañados a los que dejó entrar en Estados Unidos después de que aparecieran en la frontera este año.

Justthenews dijo que, en parte, la pérdida de estos niños se debe a que la administración ha debilitado el proceso de investigación de los patrocinadores adultos. Y Biden debilitó el proceso porque lo único que quieren es que los niños desaparezcan en lugar de acabar en instalaciones estadounidenses como parte de una foto.

“La decisión de debilitar el proceso de investigación contribuyó, en parte, a que la administración Biden perdiera el contacto con el 40% de los más de 114.000 niños no acompañados que entraron ilegalmente en Estados Unidos, según un informe de Axios. El informe se basa en datos recibidos a través de una solicitud de la Ley de Libertad de Información (FOIA)”, según Justthenews.

Así que ahora los niños, por culpa de los miles de adultos que les han defraudado, sobre todo los supuestos adultos del Partido Demócrata, están sometidos a todos los atroces tormentos que los traficantes de personas pueden llevar a cabo aquí en los Estados Unidos.

Y lo sabemos porque ya ha sucedido antes. Hola? ¿Presidente Joe?

“Si todo esto te suena familiar, es porque recuerda a un incidente de 2014 en el que se descubrió que los UAC [menores no acompañados] fueron colocados con traficantes, que luego los obligaron a trabajar hasta 12 horas al día, de seis a siete días a la semana, en granjas de huevos en Marion, Ohio, y sus alrededores”, dijo el Centro de Estudios de Inmigración (CIS).

En 2014, como se recordará, fue la última vez que Joe Biden se encargó de velar por la seguridad fronteriza, si bien cuando Joe era el más bajo de las dos personas que figuraban en la marquesina de Obama-Biden, al igual que Kamala Harris en la actualidad.

Posteriormente, los demócratas tuvieron el descaro de criticar a la administración Trump por detener a “niños en jaulas” en la frontera en 2018 en lugar de entregarlos a los traficantes de personas. Los demócratas incluso echaron a sus verificadores de hechos canadienses de Associated Press sobre Trump para apoyar la mentira.

Pero los liberales, al menos en Axios, ya no se lo creen. Así de mal se ha vuelto la política y el proceso de inmigración de los demócratas.

“En 2018, la administración Trump fue criticada por ser incapaz de dar cuenta del paradero de alrededor de 1.500 niños liberados de los refugios del HHS durante un período de tres meses”, dijo Axios, comparando esto con los fracasos de Biden.

Que falten 1.500 niños es motivo de gran preocupación. Pero que falten 45.000 es un escándalo, coincide Axios.

Y eso no es necesariamente lo peor de la crisis en la frontera.

Porque ahora están desfilando por la frontera sur los mismos miembros de los cárteles que trafican con niños hacia Estados Unidos como menores no acompañados.

El CIS dice que la ley actual fomenta el contrabando a lo largo de la frontera, especialmente el de niños, algunos de los cuales pueden haber sido ya entregados a traficantes de mano de obra, según Bloomberg Law.

De ahí que los hombres en las fronteras aparecen con armas y chalecos antibalas para mantener alejados a los funcionarios de Texas y de inmigración.

Lo que ha estado sucediendo esta semana es que vemos un grupo de individuos que están cruzando – están contrabandeando personas – pero lo que están haciendo es que vienen a través del río a los EE.UU. y contrabandean personas, regresan a México, y obtienen sus armas”, dijo el portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas teniente Christopher Olivarez durante una entrevista el miércoles, según Yahoo News.

“Son rifles de asalto, vale, AK-47. Se paran en medio del río y luego empuñan sus armas y se burlan de la Guardia Nacional, que está al otro lado de Estados Unidos”, dijo Olivarez.

Las fotos de Bill Megulin, de Fox News, compartidas en Twitter, muestran a los hombres sosteniendo rifles semiautomáticos o automáticos, que, según Megulin, están siendo utilizados para disparar a través del río hacia la Guardia Nacional de Texas.

¿Supone usted que la gente del cártel que está contrabandeando niños a través del río conoce a la gente de Ohio -o de cualquier otro lugar de los Estados Unidos- que utiliza mano de obra infantil de México?

Hola? ¿Traficantes de personas?

Porque sólo hay una buena razón para que los contrabandistas utilicen el juego de armas en este momento. Es porque tienen mucho dinero en juego para mantener el contrabando en la frontera sur.

“Algunas de estas situaciones parecen implicar a docenas de menores no acompañados que son entregados al mismo patrocinador y que luego son explotados como mano de obra en industrias de procesamiento de aves de corral o similares, sin acceso a la educación”, dijo el 21 de julio la directora de la Unidad de Persecución de la Trata de Personas del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Hilary Axam, en un correo electrónico obtenido por Bloomberg Law sobre el número de menores no acompañados que llegan a la frontera.

Cuando Trump era presidente, hubo una caravana de miembros de la Cámara y el Senado que investigaron la frontera y el supuesto abuso de “niños encerrados en jaulas.”

Esas investigaciones culminaron con la famosa foto fabricada de la representante Alexandria Ocasio-Cortez (D-NY), llorando en un estacionamiento vacío, en una instalación donde los niños nunca fueron encerrados en jaulas.

Los liberales incluso desplegaron su arma definitiva, los verificadores de hechos de PoliticFact, para apoyar la mentira de la foto de AOC.

Pero ahora no se trata sólo de un aparcamiento de coches desaparecidos. Son niños reales los que han desaparecido, 45.000 de ellos. Pero a AOC y a sus amigos demócratas no les importa.

Pregúntese esto: Si se tratara de 45.000 chicas rubias desaparecidas, ¿qué haría el gobierno?

Todos sabemos la respuesta a esa pregunta.

Hola? ¿Congreso?

Envía tu comentario

guest
1 Comentario
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas