Por José Hermosa – BLes.com

Rusia confirmó su adhesión a la Declaración del Consenso de Ginebra sobre la Salud de la Mujer y la Protección de la Familia., que promulga “el derecho inherente a la vida” de todo ser humano y rechaza la práctica del aborto que promueve la ONU.

Los representantes de los 36 países firmantes se reunieron en la sede de la Misión de Brasil en Ginebra, Suiza, el 3 de noviembre, para celebrar un año de la firma de la declaración y celebrar la vinculación de Rusia al movimiento, informó Gazeta Web. 

En esta ocasión la ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos de Brasil, Damares Alves, actuando como anfitriona dijo que uno de los objetivos es conseguir que otros países se sumen a la iniciativa.

“Es un honor ser socios de sus países en esta misión. Estamos muy orgullosos. Queremos que nuestros hijos y nietos miren hacia atrás en este momento en el futuro y celebren el hecho de que tuvimos el valor de decir ‘no’ a la muerte de tantos niños y de cuidar a las mujeres”, dijo Alves.

En las intervenciones de otros de los representantes se ratificó su acuerdo de que la promoción del aborto como política pública, va en contra de los valores que defienden y que deja marcas en las mujeres, que permanecerán para toda la vida.

“Esta declaración contempla la salud de las mujeres de forma integral, con acciones efectivas de equidad. Y, además, tenemos en este acuerdo la disposición del respeto a los valores que fortalecen los lazos familiares. Es una declaración, sobre todo, de derechos humanos”, explicó la Secretaria Nacional de la Familia de Brasil, Angela Gandra.

Por su parte, la presidenta del Instituto para la Salud de la Mujer de Estados Unidos, Valerie Huber, organizó un evento similar en el edificio Russell del Senado la semana anterior, en el que se pronunció al respecto. 

“Cuando otras naciones u organismos internacionales nos imponen políticas insalubres y perjudiciales que comprometen la vida, la familia y nuestra propia soberanía, debemos cuestionarlas”, dijo Huber aludiendo a los intentos de la ONU de promover el aborto como un derecho internacional.

A pesar de que la coalición internacional fue promovida el año pasado por el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, la administración Biden retiró a Estados Unidos de ella, e instó a otros países a imitarla, en su campaña de promoción del aborto. 

La declaración “enfatiza la dignidad y el valor inherentes de la persona humana, que todo ser humano tiene el derecho inherente a la vida, y el compromiso de permitir a la mujer experimentar el embarazo y el parto en condiciones de seguridad y ofrecer a las parejas las mejores posibilidades de tener un hijo sano”.

También busca “reafirmar que no existe un derecho internacional al aborto, ni ninguna obligación internacional por parte de los Estados de financiar o facilitar el aborto”.

No es la primera vez que la administración de Trump se opone a los planes globalistas de la ONU y su intención del implementar un nuevo orden mundial, creando “derechos” y “leyes” internacionales, buscando sistematizar a todos los países bajos las mismas regulaciones.

Envía tu comentario

guest
4 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas