Traducido de LifeSiteNews por TierraPura.org

Una mujer de 35 años que sufre de temblores incontrolables después de recibir su segunda dosis de la vacuna Covid de Pfizer ,compartió el martes cómo, a pesar de sus síntomas paralizantes, los médicos le han dicho que no hay nada “médicamente malo” en ella.

Durante una manifestación del movimiento “Real not Rare” convocada  en las escalinatas del Tribunal Supremo, Kellai Rodríguez compartió la historia de cómo su vida “dio un vuelco”.

En el mitin participaron oradores que experimentaron síntomas dolorosos y debilitantes después de recibir inyecciones de COVID. Rodríguez y la mayoría de los demás oradores compartieron que los médicos no se tomaron en serio sus quejas sobre las lesiones causadas por las vacunas, lo que les pareció muy incómodo.

Rodríguez, que antes era muy deportista y recientemente ha sido madre de familia, contó que se vacunó con Pfizer a principios de este año porque estaba “aterrada” de volver a contraer COVID y morir. “Me contagié de COVID en febrero y casi me mata”, dijo Rodríguez. Poco después, recibió su primera inyección de Pfizer el 13 de abril, y la segunda el 5 de mayo. “He tenido COVID dos veces desde mis vacunas”, añadió.

“El 29 de junio de 2021, mi feliz y predecible vida diaria se detuvo en seco. Perdí la capacidad de hablar con naturalidad. Me he vuelto incapaz de caminar sin un andador, y nunca sé si los temblores aparecerán o desaparecerán o cuándo. Ya no puedo cocinar, limpiar, ni siquiera alzar o sostener a mi bebé durante demasiado tiempo antes de que mi cuerpo empiece a temblar de forma incontrolada o me vea sumido en un dolor insoportable”, dijo Rodríguez.

“He estado en urgencias más veces de las que puedo contar, y como resultado he visto a innumerables médicos de urgencias, así como a dos neurólogos que no me han dado ningún diagnóstico”, continuó.

Rodríguez dijo que no le hicieron “ninguna otra prueba aparte de los análisis de sangre habituales, los TAC, los electroencefalogramas, los electroencefalogramas y la resonancia magnética”, que le dijeron que mostraron resultados “normales”.

Según Rodríguez, un médico de medicina funcional y un quiropráctico “parecen ser los únicos dispuestos a ayudarla” a entender lo que le ocurre a su cuerpo.

Rodríguez compartió que, en algunos casos, sus síntomas fueron descartados y catalogados como un “problema psicológico”, lo que se convirtió en un comentario común entre los oradores de la manifestación. Cuando no tergiversaron sus síntomas, los médicos a menudo se negaban a relacionar sus problemas físicos con la inoculación de la vacuna o a reconocer que sus síntomas eran reales.

“Se ha convertido en la experiencia más solitaria y aislada que he tenido en mis 35 años de vida”, dijo Rodríguez. “Me han hecho sentir que no importo a los de la medicina occidental. Que no soy más que una molestia y una pérdida de tiempo. Me merezco que me escuchen y me traten con compasión, pero en lugar de eso, me han llamado mentirosa y falsa, e incluso los médicos de urgencias me han dicho que todo está en mi cabeza y que no hay nada médicamente malo en mí”.

De hecho, dijo, llegaron a llamar a un trabajador social para que la evaluara con el fin de internarla en un hospital estatal de salud mental.

Rodríguez dijo que piensa compartir su historia hasta que “cada una” de las personas lesionadas por una vacuna de  COVID “tenga un diagnóstico y un plan de tratamiento”. Cree que ha llegado el momento de “exigir” a los médicos que “dejen de ignorar y desestimar lo que está ocurriendo a miles” de personas en todo el mundo.

“Los quiero a todos porque eso es lo único que nos va a sacar de esto. El amor es la única arma lo suficientemente poderosa para destruir la maldad en este caos que llamamos nuestro mundo”, dijo Rodríguez.

“Real Not Rare” es un movimiento autoconvocado que pretende sensibilizar sobre las reacciones adversas de las vacunas COVID, busca que los medios de comunicación y el gobierno reconozcan estos riesgos, y aboga por un mejor tratamiento de los heridos por las vacunas, así como por el fin de los mandatos de las vacunas COVID.

Ayude a las víctimas de las vacunas a recibir tratamiento médico esencial: www.lifefunder.com/vaxvictim

Envía tu comentario

guest
5 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas