Traducido de DailyExpose.uk por TierraPura.org

Según sus médicos, Cienna Knowles desarrolló trombosis de la vena porta (PVT) después de la vacuna. En su video, Knowles declaró que estaba aterrorizada de vacunarse, pero finalmente fue a recibir la vacuna porque le dijeron que no podría trabajar si no se vacunaba.

También dijo que no se le permitiría conducir ni viajar si no recibía la vacuna Pfizer. Además, le dijeron que optar por permanecer sin vacunar era algo egoísta.

Antes de vacunarse, Knowles dijo que era “una niña de 19 años perfectamente normal” y que nunca tuvo que ir al hospital. La joven afirmó que era una persona muy activa.

El 21 de octubre, Knowles recibió su segunda dosis de la vacuna Pfizer Covid-19. A medianoche se despertó vomitando con fiebre y temblores corporales. Dijo que se sentía como si hubiera corrido un maratón y que le dolían las piernas y las articulaciones. Además, tenía visión borrosa y un dolor de cabeza muy fuerte . Knowles agregó que tiene una tolerancia al dolor muy alta, pero como el dolor se volvió insoportable, fue al médico y se sometió a algunos análisis de sangre.

Sus resultados dieron positivo para PVT y sus pulmones y cuerpo se estaban llenando de coágulos de sangre. La trombosis de la vena porta es un coágulo de sangre de la vena porta o de la vena porta hepática que permite que la sangre fluya desde los intestinos hasta el hígado.

PVT bloquea este flujo sanguíneo. Si bien se puede tratar, también puede poner en peligro la vida. Muchas personas que padecen esta afección experimentan pocos o ningún síntoma. Sin embargo, algunos síntomas comunes de un coágulo menos severo incluyen hinchazón abdominal por exceso de líquido abdominal, fiebre y dolor en la parte superior del cuerpo.

Finalmente, Knowles fue llevada al hospital donde los médicos descubrieron que tenía coágulos de sangre en las piernas, en todo el pecho y en los pulmones de ambos lados. Le dijeron que se fuera a casa y que regresara si estaba “enferma o con dolor”.

El 23 de octubre regresó al hospital debido a fuertes dolores en el pecho causados ​​por los coágulos de sangre en sus pulmones. Sus médicos le dijeron que la cantidad de coágulos en sus pulmones era equivalente a tener costillas rotas, por lo que era “un poco doloroso y difícil respirar”.

El diagnóstico prevee que tarde al menos de seis a 12 meses en recuperarse por completo. Debido a los efectos adversos, no puede montar a caballo.

Según la Administración de Productos Terapéuticos (TGA), no comenta sobre casos individuales una vez que se han presentado los informes de vacunación. Sin embargo, un portavoz afirmó que la PVT no es un efecto secundario reconocido de la vacuna.

“Es importante señalar que la notificación de un evento adverso a la TGA no significa que el evento fue causado por la vacuna”, dijo el portavoz de la TGA.

“Puede que no haya relación entre el evento adverso y la vacuna; puede ser una coincidencia que el evento adverso haya ocurrido cuando se administró la vacuna”, concluyó el portavoz.

Envía tu comentario

guest
9 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas