Fuente: Panampost.com

El diputado brasileño Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro, manifestó este jueves su admiración al tenista serbio Novak Djokovic por defender el derecho a no vacunarse contra el COVID-19, convicción que llevó a las autoridades de Australia a negarle la entrada al país y a retenerlo.

«¿Alguien más admira a Djokovic por ser un defensor de las libertades?», preguntó el diputado más votado en la historia de Brasil en un mensaje que publicó en Twitter y en el que se incluyó en la lista de quienes respaldan al tenista serbio, que no podrá disputar el Abierto de Australia por su decisión.

«Científicos censurados, ciudadanos bloqueados, señoras esposadas y ahora un deportista detenido. Este autoritarismo disfrazado de sanitario sólo terminará cuando la población así lo determine», agregó Eduardo Bolsonaro en su mensaje.

El diputado mantiene la misma postura que su padre. Jair Bolsonaro ha dicho que será el último brasileño en vacunarse y en los últimos días, tras ser aprobada la inmunización de niños entre 5 y 11 años en Brasil, afirmó que no autorizará que su hija de 11 años sea vacunada.

El Gobierno de Bolsonaro puso en marcha hace un año la campaña de vacunación contra el COVID-19, que ha tenido amplia acogida en el país, pero dejó claro que el procedimiento es voluntario y no obligatorio.

Tanto el presidente como su hijo diputado son críticos de que se exija el pasaporte o certificado de vacunación para condicionar cualquier actividad, como viajes en avión, acceso a servicios públicos, disputa de competiciones deportivas o ingreso a restaurantes u hoteles.

Djokovic, uno de los mejores tenistas del mundo en la actualidad pero también conocido por oponerse a la vacunación obligatoria, está retenido en un hotel en Australia debido a que las autoridades de ese país rechazaron su visado por no contar con un certificado de vacunación, por lo que no podrá disputar uno de los principales torneos Grand Slam.

De momento, los abogados de Djokovic han recurrido ante la justicia australiana la revocación del visado del serbio para entrar al país con una exención médica que le permitía participar en el Abierto de Australia sin vacunarse.

El serbio fue trasladado esta mañana al Hotel Park de la ciudad de Melbourne, que también aloja a un grupo de solicitantes de asilo que han sido detenidos por las autoridades de inmigración, después de que fuera retenido y entrevistado durante más de ocho horas por las autoridades fronterizas, alegando que no cumplía con los requisitos impuestos a propósito de la pandemia del COVID-19.

Envía tu comentario

guest
4 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas