Fuente: Trikooba News

Por Brian Shilhavy

Está surgiendo más evidencia que muestra que los hospitales todavía están recaudando fondos federales como un incentivo para diagnosticar a los pacientes con «COVID» a través de una prueba de PCR, incluso si el paciente fue llevado al hospital con heridas de bala, o para dar a luz, o de un accidente automovilistico, etc.

Project Veritas publicó ayer un video de una denunciante, Jeanne Stagg, que trabajaba como enfermera administrativa sénior en el United Healthcare de Louisiana.

Stagg expuso las prácticas fraudulentas que aún se llevan a cabo en los hospitales hoy en día, donde personas que no tienen síntomas de COVID ingresan al hospital, como por heridas de bala, o para tener un bebé, o porque tuvieron un accidente automovilístico, y luego dieron positivo por COVID y se codificaron como «paciente con COVID» cuando ingresaron al hospital.

Esto libera fondos federales que benefician económicamente a los hospitales (y pasa en todo el mundo), pero que literalmente pueden matar al paciente porque recibe el tratamiento equivocado.

Para demostrar cómo está pasando esto, un hombre apareció también en el video de Project veritas dando un paso al frente para dar a conocer su testimonio públicamente sobre cómo estuvo en un accidente automovilístico, donde los servicios de ambulancia del SEM llegaron al lugar y lo sedaron en contra de su voluntad, lo llevaron por aire a un hospital, supuestamente en Tucson, Arizona, y se despertó 8 horas después con un ventilador porque le diagnosticaron «paciente COVID”.

Estaba completamente solo en su habitación cuando se despertó, así que se quitó el ventilador, se quitó la vía intravenosa y el catéter y exigió que lo dieran de alta del hospital. Se considera afortunado de estar vivo hoy.

Envía tu comentario

guest
4 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas