Por Marcelo Duclos – Panampost.com

De a poco el mundo, salvo China, va retornando a la normalidad y dejando atrás la pandemia del coronavirus. A pesar del incremento en materia de contagios, como ocurre por estos días en Argentina, los casos graves y la letalidad disminuyeron considerablemente. Con la economía como principal preocupación, el turismo vuelve a ser un eje prioritario y España no es la excepción al cambio. Esta tarde, el gobierno confirmó que ya no pedirán certificado de la vacuna contra el Covid-19 a los visitantes que decidan ir a gastar sus euros allí.

“Es una realidad, el turismo es la palanca del crecimiento de la economía este año”, aseguró hoy María Reyes Maroto, ministra española de Industria, Comercio y Turismo. Aunque todavía no se ha confirmado la fecha para la modificación, se espera que el anuncio definitivo ocurra en cualquier momento. El Poder Ejecutivo, a cargo de Pedro Sánchez, ya se encontraría trabajando en el texto que promulgue la eliminación del requisito que hoy afecta al turismo extracomunitario.

“Siempre con prudencia, el mundo nos ve como un destino seguro, más del 92 % de la población española está vacunada”, aseguró la ministra española. Para Reyes Maroto, la primicia se trata de “una buena noticia”, que impactará en la economía de su país.

“Va a ser cuestión de días para que eliminemos una restricción que podía estar desanimando a turistas fuera de la Unión Europeo a visitarnos”, señaló. Las palabras de la funcionaria no hacen más que reconocer que, en todo el mundo, hay una considerable cantidad de personas que no está dispuesta a darse las “dosis de refuerzo”, que muchos ministerios de Salud recomiendan.

Una vez que entre en vigencia la modificación, las personas que deseen visitar España deberán contar solamente con un test negativo de las últimas horas, reconoció la ministra a los medios de Madrid esta tarde.

Hasta el momento, España acepta el ingreso de turistas que cuenten solamente con el certificado de las vacunas Pfizer, Moderna, AstraZeneca, Johnson & Johnson, Sinopharm, Sinovac, Novavax y Covaxin. En países como Argentina, donde se distribuyó inicialmente la rusa Sputnik, mucha gente se vio impedida de poder viajar, por lo que tuvieron que aplicarse refuerzos de las aprobadas por las autoridades españolas.

Envía tu comentario

guest
7 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas