Traducido de BreitBart.com por TierraPura.org

El periódico de propaganda gubernamental del Partido Comunista chino (PCCh) Global Times ilustró el lunes un artículo sobre la posibilidad de que el presidente Joe Biden levantara los aranceles a los productos chinos con una foto de Biden cayéndose de una bicicleta este fin de semana, una imagen embarazosa que no se mencionaba en el artículo y que no tenía nada que ver con su contenido.

Biden alarmó a los observadores este fin de semana durante un paseo en bicicleta en Delaware durante unas vacaciones familiares, cuando se detuvo para hablar con los periodistas y se cayó abruptamente.

El presidente afirmó más tarde que “se sentía muy bien” y que no había sufrido ningún episodio de salud, sino que se le había atascado el pie en el pedal. Asimismo no parecía sufrir ninguna lesión importante.

“Lo que pasó fue -¿alguno de ustedes anda en bicicleta?”, explicó. “Bueno, algunas de ellas tienen esta cosa en la que pones el dedo del pie, te limita el pie para que no se caiga de los pedales. Me estaba bajando de la bici y se quedó atascado en el lado derecho”.

El Global Times, un medio oficial del Partido Comunista Chino, no abordó la situación en Delaware. En un artículo titulado “EE.UU. busca el diálogo con China para aliviar la presión de la inflación, ‘el levantamiento de los aranceles adicionales no es un regalo para negociar'”, afirmaba en cambio que la administración de Biden está intentando utilizar el levantamiento de los aranceles impuestos bajo el mandato del ex presidente Donald Trump para negociar con Beijing – y que el régimen comunista no consideraba que estuviera en condiciones de negociar.

La elección de la foto fue aparentemente un intento de ilustrar la debilidad de Estados Unidos, en general, en manos de un anciano caído.

Trump impuso aranceles a más de 100.000 millones de dólares en productos chinos -incluyendo artículos como textiles y ropa que estarán sujetos a restricciones de bienes esclavizantes a partir del martes- para ayudar a las industrias estadounidenses a competir frente a la ola de robos de propiedad intelectual del régimen del PCCh, los precios escandalosamente bajos posibilitados por la esclavitud y el comportamiento beligerante y colonialista del régimen chino en el extranjero. Biden se ha enfrentado a las presiones de su gabinete, en particular de la secretaría del Tesoro, Janet Yellen, y de la secretaría de Comercio, Gina Raimondo, para que se reduzcan esos aranceles con el fin de abaratar los productos chinos, lo que supuestamente ayudaría a los estadounidenses que luchan contra los precios de la inflación, aunque a costa de las empresas estadounidenses y de sus intereses geopolíticos.

El Global Times, portavoz del régimen PCCh, rechazó cualquier intento de negociación por parte de Biden.

“Los expertos chinos dijeron el domingo que los responsables de Estados Unidos han admitido por fin que los aranceles adicionales a los productos chinos han perjudicado mucho a los consumidores estadounidenses y a su economía, pero no deberían ver la corrección del error como un regalo al PCCh y cambiarlo por otros intereses”, afirmó el medio de propaganda. En realidad, los aranceles a los productos chinos no han perjudicado a la economía de Estados Unidos y no tienen nada que ver con el actual repunte de la inflación.

Así lo admitió el Global Times: “Aunque la inflación de Estados Unidos no tiene que ver sólo con los aranceles, sino que implica muchas otras cuestiones, la eliminación de todos los aranceles punitivos sobre los productos chinos podría suponer una reducción puntual de la inflación del IPC de alrededor de 1,3 puntos porcentuales… estimaron los expertos chinos”.

No obstante, el periódico estatal insistió en que el Partido Comunista no debería entablar conversaciones con Biden y, si lo hace, debería vincular de alguna manera la cuestión del apoyo al Estado soberano de Taiwán a las negociaciones sobre los aranceles.

“Al mismo tiempo que pide ayuda al PCCh, EE.UU. sigue jugando la carta de Taiwán para mantener su provocación contra los intereses centrales y la soberanía de China”, insistió el Global Times, “por lo que esto demuestra que EE.UU. tiene muy claro el asunto y no va a parar sus intercambios ilegales con la isla para apoyar a los separatistas de Taiwán, necesite o no la ayuda del PCCh, dijo Song Zhongping, un experto militar del régimen chino y comentarista de televisión”.

Song fue citado afirmando que la respuesta a cualquier posible negociación arancelaria sobre China debería ser que ésta “aumente sus ventajas militares contra la isla y las fuerzas estadounidenses en la región y mejore su preparación para la reunificación por la fuerza”.

El Partido Comunista Chino define la “reunificación” como la plena colonización de Taiwán por el PCCh. Taiwán nunca ha sido gobernado en su historia por un régimen con sede en Beijing, por lo que colonizarlo no “re”-unificar a los dos estados. El PCCh considera erróneamente que Taiwán es una provincia rebelde e insiste en que todos los países que establecen relaciones diplomáticas con Beijing, incluido Estados Unidos, no reconozcan la soberanía de Taiwán. Sin embargo, Estados Unidos vende a Taiwán armas y otro tipo de apoyo material sin reconocer su condición de país. Biden ha complicado estos vínculos al afirmar repetidamente que Estados Unidos tiene un compromiso “sagrado” de defender a Taiwán en caso de una invasión china, lo cual no es cierto.

El Global Times enmarca la supuesta intención de Biden de derogar los aranceles como una forma de rebajar a China ante la creciente inflación.

“Estados Unidos cambiará y suavizará su actitud y su tono hacia el PCCh cuando realmente necesite ayuda, y el PCCh es plenamente consciente de que nunca es realista esperar que Washington cumpla sus promesas”, afirmó el medio de propaganda, “y sólo la fuerza y las capacidades son útiles cuando se trata de Estados Unidos”.

En otra parte del artículo, el Global Times insistió en que China “debe aprovechar la oportunidad y presionar a EE.UU. para que corrija más de los errores que cometió”, es decir, cosas como dejar de apoyar a la nación libre de Taiwán, además de eliminar los aranceles.

“Cancelar los aranceles es una medida que será bien recibida no sólo por el régimen comunista chino, sino también por el resto del mundo. Sin embargo, aunque puede ser la decisión correcta, llega demasiado tarde, por lo que la administración Biden debe hacer más para reconducir los lazos bilaterales”, concluye.

Envía tu comentario

guest
4 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas