Por Raúl Rangel – BLes.com

En noviembre de 2022, la  Comisión Nacional de Salud junto a  la Administración Estatal de Medicina Tradicional China, y la Oficina de Prevención y  Control de Enfermedades Infecciosas,  presentaron el 14 Plan Quinquenal de salud. 

Un programa de  tecnologías electrónicas  asociadas a la medicina, encargado, entre otras cosas, de mantener la sustracción  forzada de órganos a practicantes de Falun Dafa.

En  2025, habrá una telaraña de interconexión digital que pondrá sobre los quirófanos un alud de pulmones, hígados, riñones, córneas, piel, y células madres, para alimentar el creciente mercado de trasplante en China.

A  partir de ese año,  las transnacionales  occidentales y del  Sudeste Asiático, también  contarán con la información médica  de sus trabajadores chinos, y así, podrán reciclar  los enfermos con nuevos individuos sanos.

Esta Plataforma Nacional de Salud, se erige sobre la  base de algoritmos  parecidos a los que usa  el régimen chino en su programa  de reconocimiento facial.

Para confundir a la opinión pública nacional, el partido comunista a través del Red Star News, informó que el plan de salud electrónico se basa en la “gestión individual”, pero no mencionaron el desarrollo de Inteligencia Artificial detrás de este programa.

Wei Zining, director del Instituto de Investigaciones de Gestión y Desarrollo del Hospital de Pekín, Sanyi Zhiku, declaró en entrevista online al medio Red Star News: “Que el 14 Plan Nacional de Gestión médica será desarrollado completamente por programas digitales”, por lo que se deduce que los grandes avances en Inteligencia Artificial  dan respuesta a este proyecto.

Red Star News, condiciona 8 tareas dentro del nuevo programa científico, comenzando por el soporte y la infraestructura, continuando con la actualización del Sistema Nacional de Salud, el desarrollo de  las tecnologías asociadas a la  medicina, el big data,  y  la integración digital, además de concretar el soporte de seguridad y  estadísticas.

Sin embargo, lo que llama la atención es el Plan de Acción acordado por el régimen de Pekín,  donde la complementación  de hospitales inteligentes y la seguridad de datos, demuestran  que la inversión en Inteligencia Artificial, ha alcanzado el mercado de trasplantes.

Atento a lo que está ocurriendo en la salud pública, el Red Star News dice que las palabras de orden son:”código de salud electrónico completamente funcional”.

Esto refuerza la tésis sobre  la ingeniería social  detrás  del Plan Quinquenal en salud, que “garantiza el trabajo ordenado con las masas y la popularización de los códigos electrónicos”, como dijo la propia fuente periodística.  

De modo que los internautas ante la exposición política del nuevo código de salud, preguntaron: ¿El código violará mi privacidad?  ¿O  servirá para mi seguimiento médico? 

Las respuestas están en la China profunda, el país del gigantesco mercado de sustracción forzada de órganos  a practicantes de Falun Dafa.

Sin embargo, el partido comunista miente a través de sus voceros, por ejemplo,  Wang Chenguang, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Tsinghua, comentó al  Red Star News:”El código de salud electrónico es un archivo completo de información personal para servir a los ciudadanos”, luego  se contradijo.

“Pero en la actualidad las funciones del programa  no están completamente determinadas”, ¿Qué quiso decir este jerarca del partido  con que las funciones  no están completamente determinadas? No hubo respuestas.

Otro vocero, Wei Zining, dijo:”Este nuevo plan médico es  el programa con más  archivos electrónicos ciudadanos, y ocupa desde el nacimiento hasta la muerte, en  cuanto a su privacidad  no hay de qué  preocuparse, para eso están las agencias nacionales”. y comentó.

“El código de salud  se coloca en el teléfono móvil personal, entonces  es confiable”,dijo

La sustracción forzada de órganos a practicantes de Falun Dafa sustenta  el nuevo programa de salud chino.

En junio del 2019, un tribunal presidido por, Sir Geoffrey Nice, juez del Tribunal Penal Internacional, quién también  juzgó a  Slobodan  Milosevic, dijo:”China está extrayendo órganos de prisioneros de Falun Dafa, y esto es un genocidio”, dictaminó el juez Nice. 

Otros jueces también concluyeron que habían escuchado evidencias claras, y contundentes, de que la sustracción forzada de órganos tiene lugar desde hace 20 años, y ese fue el veredicto final del panel creado para examinar el tema.

Por otra parte, el defensor de derechos humanos, David Kilgour, quién testificó en el tribunal, contó al programa de la ABC:  The World, que  la práctica de sustracción forzada de órganos a practicantes de Falun Dafa, “está empeorando constantemente, y agregó,  yo fui fiscal durante 10 años y puedo decir que la evidencia es abrumadora”, aseguró Kilgou y prosiguió.

“Este crimen no solo continúa, documentamos que de hecho, está empeorando. La maquinaria que extrae órganos a practicantes de Falun Gong se está volviendo más grande, no más pequeña”, terminó diciendo el letrado.

Así, la entrada en vigor del nuevo código electrónico de salud, presupone  una herramienta propicia para seleccionar los  practicantes de Falun Dafa que serán masacrados por el partido comunista chino.

Envía tu comentario

guest
1 Comentario
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas