Fuente: Vision Times en español

Facebook ha despedido a varios empleados en el transcurso de los últimos 12 meses por supuestamente aceptar sobornos a cambio de un abuso de poder administrativo sobre el sitio de redes sociales más grande del mundo, según nuevos informes.

La revelación fue realizada en una exclusiva del 17 de noviembre por el Wall Street Journal, que, como es habitual en casi todo el periodismo moderno, simplemente citó a «personas familiarizadas con el asunto y los documentos vistos».

Puestos tan bajos como los guardias de seguridad contratados a través de una empresa llamada Allied Universal recibieron, de alguna manera, acceso a una herramienta administrativa interna llamada «Oops», que permite al personal de la empresa matriz Meta ayudar manualmente a los usuarios que están bloqueados en su cuenta o han sido hackeados, afirmaba el artículo.

WSJ explicó: “Cuando las personas no pueden acceder a sus cuentas, generalmente prueban métodos automáticos para restablecerlas o intentan comunicarse con alguien en Meta por teléfono o correo electrónico, lo que muchos usuarios han informado que a menudo es infructuoso”. 

“Algunas de esas personas pueden hacer que los empleados y contratistas de Meta completen un formulario a través del canal Oops como método de último recurso”.

El sistema, que es una abreviatura de Operaciones en línea, «se supone que está bastante limitado a casos especiales, como amigos, familiares, socios comerciales y figuras públicas».

El artículo explicaba que Oops estaba, en teoría, limitado a solicitudes de personas asociadas con Mark Zuckerberg, un familiar personal, una celebridad o un socio de la empresa.

Pero el Journal señaló que el uso de Oops casi se ha duplicado en el transcurso de los últimos tres años, junto con un aumento en la contratación, afirmó WSJ según sus fuentes.

Según el Journal, las fuentes mostraron que “como parte del presunto abuso del sistema, Meta dice que en algunos casos los trabajadores aceptaron miles de dólares en sobornos de piratas informáticos externos para acceder a las cuentas de los usuarios”.

Tanto Meta como Allied Universal proporcionaron solo respuestas repetitivas al Journal en respuesta a las acusaciones.

WSJ declaró que ha surgido una «industria casera» que involucra a «intermediarios» que afirman tener contacto con empleados que tienen acceso a Oops.

El mercado objetivo son las personas influyentes y las empresas en línea, para quienes las campañas en las redes sociales son un componente indispensable y financieramente lucrativo de su modelo sin el cual no pueden vivir.

En un ejemplo, una modelo de California con 650 000 seguidores en Instagram le dijo al medio que le pagó a ese grupo $7 000 para recuperar el acceso a su cuenta después de que se le bloqueó el acceso por extrañas razones en diciembre de 2021. 

La mujer le dijo a WSJ que tenía claro que el grupo solo estaba sirviendo como intermediario, pero no le importaba porque solo necesitaba recuperar su cuenta.

Un guardia de seguridad de Allied Universal, despedido en 2021, declaró que los guardias de seguridad tenían acceso a la intranet de Meta y que la capacidad de canalizar solicitudes a través de Oops se consideraba una ventaja laboral, según los documentos.

Un informe visto por WSJ dijo que el hombre “negó haber cometido fraude y dijo que restableció unas 20 cuentas en nombre de amigos, familiares y personas en las que confiaba”, en comentarios a un abogado de Meta.

En otro caso más flagrante, una mujer empleada en Allied Security fue despedida luego de estar directamente vinculada a un esquema de piratería que implicaba el restablecimiento de cuentas y “recibir miles de dólares en bitcoins por sus servicios”.

Afirmó que al principio también restableció 20 cuentas de amigos y familiares, pero luego personas anónimas en línea se acercaron a ella para realizar más.

Asimismo afirmó que si se negaba estaba sujeta a acoso e intimidación.

Envía tu comentario

guest
1 Comentario
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas