Titulo original: «Sirios menos que impresionados con la donación de 2 cajas de China». Artículo traducido de Taiwán News.

El esfuerzo de China comunista de presentarse a sí mismo como el salvador del mundo durante la pandemia del coronavirus de Wuhan (COVID-19) sufrió otro golpe la semana pasada cuando solo logró reunir dos pequeñas cajas de kits de tests para su país aliado, Siria, devastada por la guerra.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El miércoles 15 de abril, China anunció la donación de dos, sí dos, cajas de kits de tets de coronavirus a Siria.

En una foto destinada a mostrar la extraordinaria «generosidad» de China durante la pandemia, se puede ver a más de una docena de funcionarios chinos y sirios de pie alrededor de dos pequeñas cajas.

En la insólita escena se ve a los dignatarios chinos y sirios poniéndose mascarillas, parados mirando hacia abajo a las dos cajas.

Aunque el embajador de China en Siria afirmó que el pequeño cargamento era el primer lote de muchos suministros médicos, los sirios no estaban muy impresionados con el gesto del país comunista, informó The New Arab.

El analista sirio Danny Makki escribió sarcásticamente en Twitter: «China entregó suministros médicos a Siria en la lucha contra el #COVID19, y sí, esas dos cajas eran los suministros. La diplomacia de (usar) las mascarillas no se aplica (adecuadamente) a Siria».

Añadió que el avión continuó hacia Beirut y el Líbano donde entregó un pequeño lote de 3.000 kits de prueba y 200 termómetros.

Observó que el vuelo era «más una operación de relaciones públicas que una entrega significativa de ayuda humanitaria».

Increíblemente, los dignatarios, incluyendo al Viceministro de Relaciones Exteriores Fayssal Mikdadd y al Asistente del Ministro de Salud Ahmad Khlaifawi, se tomaron la molestia de posar para fotos con el embajador de China durante una ceremonia de firma del envío de ayuda, según el informe.

Aunque el número oficial de infecciones en Siria es de 42 casos y tres muertes, los expertos creen que las cifras son mucho más altas, dada la naturaleza corrupta del régimen, el colapso del sistema de salud, la afluencia de refugiados que regresan a sus hogares y el gran número de lugares de peregrinación.

Lamentablemente para Siria, su aliado comunista se ha ganado rápidamente la reputación de vender a bombo y platillo kits de test, mascarillas y otros equipos de protección personal (PPE) de calidad inferior a los países más afectados por la pandemia.

Taiwán, por otra parte, se ha ganado muchos elogios por los millones de donaciones de máscaras que ha hecho a países europeos, estados de los Estados Unidos, naciones de la Nueva Política del Sur y aliados diplomáticos, e incluso tiene previsto exportar máquinas de fabricación de máscaras en agosto.

Le recomendamos: ¿Qué tienen en común los países más afectados por el coronavirus?

Últimas