Traducido de Neon Nettle por TierraPura.org

El Primer Ministro británico Boris Johnson ha presentado planes para detener la participación del Partido Comunista Chino (PCCh) ligado a Huawei en la red 5G del Reino Unido.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El Primer Ministro Johnson ha prometido reducir la participación de China en la infraestructura 5G del Reino Unido «a cero» como consecuencia del manejo de la pandemia del coronavirus por parte del PCCh.

El primer ministro dice que la participación de Huawei en la red de 5G de Gran Bretaña se irá reduciendo progresivamente en los próximos tres años. Johnson ha informado a los funcionarios que quiere que China quede completamente fuera de la infraestructura del Reino Unido para el 2023. 

Lea también: Algunos lugares de España inician una leve actividad económica y buscan volver a la normalidad frente al virus PCCh.

La medida es consecuencia de las repercusiones en el Partido Conservador de Johnson respecto a las inversiones chinas tras la crisis del COVID-19 que se originó en Wuhan, en la provincia de Hubei.

China se enfrenta a una creciente crítica generalizada por su manejo de la pandemia, con funcionarios del Partido Comunista acusados de encubrir la magnitud inicial de la infección.

Hackers chinos también han sido sospechados de irrumpir en la investigación estadounidense sobre el COVID-19, según The Daily Mail.

Los parlamentarios conservadores han pedido cautela sobre el «precipitado» acuerdo con Huawei que fue negociado bajo la administración de Theresa May pero que fue firmado por el Sr. Johnson en enero.

Lea también: Una larga cuarentena sería ilegal, advierte Departamento de Justicia de EE.UU.

Una fuente interna le dijo al Daily Telegraph que el primer ministro todavía quiere mantener una relación con China pero que le gustaría que el acuerdo con Huawei se retirara «tan pronto como sea posible».

El acuerdo, tal como está, permite a Huawei construir el 35 por ciento de la red 5G de Gran Bretaña.

El fin es que Gran Bretaña empiece a dejar de depender de China para los suministros médicos vitales y otros bienes.

Boris Johnson ha ordenado a los funcionarios que elaboren un plan, con nombre en clave Proyecto Defender, para reforzar la resistencia de la seguridad nacional del Reino Unido ante Beijing, en medio de la furia por la falta de advertencia que dio a otros sobre el brote.

El Secretario de Asuntos Exteriores Dominic Raab dirigirá el plan que incluye la identificación de las principales vulnerabilidades económicas de Gran Bretaña ante gobiernos extranjeros potencialmente hostiles, según The Times.

El portavoz oficial del Sr. Johnson dijo: «La pandemia del coronavirus ha demostrado la importancia de tener cadenas de suministro sólidas para asegurar el flujo continuo de artículos esenciales y mantener el comercio mundial en movimiento”. 

«Lo que estamos analizando es qué medidas podemos tomar para asegurarnos de que contamos con distintas cadenas de suministro para así evitar la escasez en caso de una futura crisis».

La secretaria permanente del Departamento de Comercio Internacional, Antonia Romeo, está dirigiendo el proyecto intergubernamental e informando al Secretario de Relaciones Exteriores Dominic Raab en nombre del Primer Ministro, dijo el portavoz.

Johnson se prepara para visitar los EE.UU. para la cumbre del G7 el próximo mes en su primer viaje desde el comienzo del confinamiento por el coronavirus.

Se espera que intensifique las conversaciones comerciales con el presidente Donald Trump después de pedir que el Reino Unido dependa menos de China y la UE para sus productos.

El Presidente Trump ha criticado anteriormente la decisión del Reino Unido de permitir la participación de China en su red 5G.

Amenazó con restringir el acceso de Gran Bretaña a la inteligencia de Cinco Ojos – información compartida entre los EE.UU., EE.UU., Australia, Nueva Zelanda y Canadá – en respuesta a este acuerdo.

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas