Traducido de The Gateway Pundit por TierraPura.org

Por Eric A. Blair

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Suecia nunca ordenó una cuarentena estricta ni promulgó leyes draconianas sobre el uso de mascarillas, pero el país nórdico tiene ahora una de las tasas de infección más bajas del mundo.

«Suecia ha pasado de ser el país con más infecciones en Europa a ser el más seguro», dijo el Dr. Anders Tegnell, epidemiólogo superior de Suecia, al periódico italiano Corriere della Sera.

«Lo que vemos ahora es que una política sostenida puede ser más lenta en obtener resultados, pero eventualmente obtendrá resultados», dijo Tegnell. «Y también esperamos que el resultado sea más estable».

Lea también: Argentina, nación vendida a globalistas y al régimen chino: las verdaderas razones de la cuarentena interminable

La semana pasada, el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades dijo que la tasa de infección de Suecia era de sólo 12 casos por millón, en comparación con 18 en Dinamarca y 14 en Noruega. Los datos muestran que de 2.500 suecos seleccionados y examinados al azar, ninguno dio positivo, en comparación con el 0,9 por ciento positivo en abril y el 0,3 por ciento en mayo.

«Interpretamos que esto significa que actualmente no hay una infección generalizada entre las personas que no tienen síntomas», dijo Karin Tegmark, subdirectora de la Agencia de Salud Pública de Suecia.

Lea también: Al elegir entre el bien y el mal no existe la opción de ser ‘neutral’

Tegnell ha tomado una línea dura desde hace mucho tiempo, diciendo que el mes pasado no vio «ningún sentido» en ordenar el uso obligatorio de mascarillas en público en todo el país. «Con los números disminuyendo muy rápidamente en Suecia, no vemos ningún punto en usar una mascarilla en Suecia, ni siquiera en el transporte público», dijo Anders Tegnell, según Fortune.

«Que Suecia haya bajado a estos niveles es muy prometedor», dijo Tegnell a los periodistas en Estocolmo el mes pasado. «Las curvas están bajando y las curvas para los gravemente enfermos están empezando a acercarse a cero».

Los comentarios del sueco siguieron a los de los principales científicos de Holanda, que han examinado los datos y la investigación sobre COVID-19 y declararon que no hay pruebas claras de que el uso de mascarillas proteja  a nadie.

De hecho, los científicos dicen que el uso de mascarillas puede en realidad obstaculizar la lucha contra el virus.

«Las mascarillas en lugares públicos no son necesarias, basándose en toda la evidencia actual», dijo Coen Berends, portavoz del Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente de Holanda. «No hay ningún beneficio e incluso puede haber un impacto negativo».

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
1 Comentario
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas