El Gobierno de China continúa encarcelando a sacerdotes y obispos que se niegan a apoyar al Partido Comunista, según un nuevo informe de la provincia de Jiangxi.

La agencia UCA News reveló que los sacerdotes de la Diócesis de Yujiang que se niegan a unirse a la Asociación Patriótica Católica China (CPCA por sus siglas en inglés) han sido obligados al arresto domiciliario desde el 1 de septiembre. A estos sacerdotes se les ha prohibido “participar en cualquier actividad religiosa en calidad de clérigos” como parte de su castigo.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Lea también: Cómo son los campos de concentración del régimen chino donde se somete a trabajos forzados a minorías religiosas

Durante décadas, la Iglesia en China se ha dividido entre la Iglesia “clandestina” o “subterránea”, en comunión con Roma, y la ​​CPCA, que no lo está y que depende del gobierno comunista.

El 22 de septiembre de 2018 se firmó el acuerdo provisional entre Pekín y el Vaticano para el nombramiento de obispos. Si bien los términos del acuerdo se han mantenido confidenciales, al parecer permite a la CPCA proponer sacerdotes para el cargo de obispo, entre los que luego el Papa seleccionaría a uno para el nombramiento.

Después de ese acuerdo, se alentó al clero clandestino a unirse a la iglesia estatal u oficial, lo que implica afirmar la autoridad del Partido Comunista sobre los asuntos eclesiales. Muchos clérigos clandestinos se han negado a hacerlo, citando conflictos doctrinales entre la enseñanza de la Iglesia y las reglas de la CPCA. El Vaticano ha reconocido que algunos clérigos pueden optar por no unirse a la CPCA por razones de conciencia.

Entre el clero que está en arresto domiciliario se encuentra el obispo de Nanking, monseñor Lu Xinping, a quien se le ha prohibido celebrar misa. El obispo Xinping ha sido reconocido por el Vaticano, pero fue consagrado como obispo de la CPCA.

La noticia de sacerdotes sometidos a arrestos domiciliarios se da cuando el acuerdo entre el Vaticano y China está a punto de expirar. El tratado vence en octubre de este año y se espera que sea renovado.

Le recomendamos:

El Partido Comunista chino intentó reescribir los Diez Mandamientos para reflejar mejor los principios comunistas y está trabajando en una reescritura de la Biblia

Desde la firma del acuerdo con China, muchos sacerdotes han denunciado el acoso de las autoridades civiles porque se han negado a unirse a la CPCA. Ha habido decenas de informes de que el Partido Comunista Chino derriba iglesias por razones dudosas, como cuestiones de permisos.

La persecución ha sido particularmente intensa en la provincia de Jiangxi. Allí, la Oficina de Seguridad Pública y el Departamento de Trabajo del Frente Unido informaron al clero que, a menos que se unan a la CPCA, no se les permitiría predicar.

Además, el Partido Comunista Chino intentó reescribir los Diez Mandamientos para reflejar mejor los principios comunistas y está trabajando en una reescritura de la Biblia.

Lea también: Mike Pompeo insta al Vaticano a cuestionar a China por violaciones a la libertad religiosa

En otras partes de China, un sacerdote ha sido secuestrado durante más de dos semanas debido a su negativa a unirse a la CPCA.

Según Asia News, el padre Liu Maochun de la Diócesis de Mindong ha estado detenido por la Oficina de Asuntos Religiosos durante 17 días. La Diócesis de Mindong está ubicada en la provincia de Fujian. El padre Liu no es reconocido como miembro oficial del clero ya que pertenece a la Iglesia “clandestina”.

Según Asia News, se desconoce el paradero del padre Liu desde el 1 de septiembre, después de que la Oficina de Asuntos Religiosos lo detuviera después de una visita pastoral a un hospital.

Fuente: Actuall

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas