Traducido de National File por TierraPura.org

Los líderes del país del sudeste asiático, Myanmar, han sido detenidos por las fuerzas armadas de la nación por haber cometido presuntamente un fraude electoral masivo durante las elecciones de noviembre de 2020.

La consejera de Estado de Myanmar, Aung San Suu Kyi, y el presidente Win Myint fueron arrestados en redadas matutinas el lunes por las fuerzas armadas de la nación, tras las denuncias generalizadas de que habían cometido fraude electoral.

Los resultados oficiales de las elecciones de noviembre en Myanmar, también conocida como Birmania, mostraron una victoria de la liberal Liga Nacional para la Democracia (LND), dirigida por Aung San Suu Kyi. El nacionalista y conservador Partido de la Unión, Solidaridad y Desarrollo (USDP), que cuenta con el apoyo de muchos militares del país, perdió varios escaños.

Lea también: FRENO A LA CENSURA TOTALITARIA de las redes sociales: Hungría se suma a Polonia y dice ‘BASTA’

Sin embargo, pronto se hizo evidente, según los militares, que se había producido un fraude electoral masivo.

El 15 de enero, el USDP dio a conocer 94.242 casos de fraude electoral en seis municipios, y posteriormente pidió unas nuevas elecciones justas supervisadas por los militares y la comisión electoral del país.

“En el pueblo de Shaw Pin Kaing, una menor de edad pudo votar. Solo tiene 16 años”, dijo el ex candidato del USDP a la Cámara Baja, U Nyunt Saung, que afirmó haber sido víctima de un fraude. “Fue obligada por su vecino a ir a votar”.

El general de división Zaw Min Tun, portavoz del ejército de Myanmar, señaló que se habían detectado otros 8,6 millones de irregularidades en 314 municipios, lo que sugiere que un gran número de votantes había votado varias veces, e instó a la comisión electoral a tomar medidas.

Lea también: Joe Biden prometió lealtad al Nuevo Orden Mundial en un artículo que escribió en 1992

El general Zaw Min Tun había pedido a la comisión electoral que facilitara las listas definitivas de votantes para su verificación, a fin de comprobar si se había producido o no un fraude.

“No resolver esto de acuerdo con la ley significa que esto es una crisis política”, dijo a los periodistas la semana pasada.

La débil comisión electoral, nombrada por la LND, se negó a reconocer las pruebas.

“Las debilidades y los errores en las listas de votantes no pueden ser la causa del fraude electoral”, dijo la comisión electoral en su respuesta.

Le puede interesar:

https://www.youtube.com/watch?v=-w6_qzF8jb4&t=3s

Finalmente, los militares dieron un ultimátum al gobierno de la LND por no “respetar y acatar” la Constitución de Myanmar. El general Min Aung Hlaing, comandante en jefe de las fuerzas armadas de Myanmar, sugirió que el papel de los militares era impedir que los gobiernos abusaran de la ley.

“Si uno no cumple la ley, dicha ley debe ser revocada”, declaró el jueves el general Min Aung Hlaing en un discurso por vídeo dirigido a los oficiales militares.

Para frenar el robo, los militares acabaron tomando medidas decisivas el lunes por la mañana contra lo que se había calificado de “deshonestidad e injusticia” en las elecciones de noviembre.

Envía tu comentario

guest
15 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas