Traducido de Natural News por TierraPura.org

No mucho antes de que fuera expulsado de Instagram por «compartir afirmaciones desacreditadas sobre el coronavirus o las vacunas», el defensor de la libertad de salud Robert F. Kennedy Jr. apareció en un episodio del Informe Ron Paul Liberty para discutir la evidencia que sugiere que su padre, Robert Kennedy, fue asesinado por la CIA (Agencia Central de Inteligencia).

Durante la charla, Kennedy profundizó en parte de la historia de la CIA, incluida la forma en que se estableció originalmente como una organización de espionaje encargada únicamente de recopilar inteligencia. Más tarde se convirtió en una fuerza paramilitar encargada de derrocar a las democracias y participar en otras actividades antidemocráticas.

Lea también: El exjefe de la CIA dice estar «cada vez más avergonzado» de ser un hombre blanco

En cuanto a la censura de los medios de comunicación, la implicación de la CIA es algo de lo que rara vez se habla, pero que merece atención. Edward Curtin, en un artículo titulado «Opening the CIA’s Can of Worms» (Abriendo la caja de Pandora de la CIA), revela que la CIA y los medios de comunicación corporativos están unidos por la cadera.

«La CIA y los medios de comunicación son parte de la misma conspiración criminal», escribe Douglas Valentine en su libro,”La CIA como crimen organizado”, que Curtin cita.

Los medios de comunicación corporativos funcionan como un ejército de «taquígrafos para las continuas operaciones psicológicas del estado de seguridad nacional dirigidas al pueblo estadounidense», añade, señalando además que «cuando se trata de asuntos que tienen que ver con importantes cuestiones extranjeras y nacionales, la CIA y los medios de comunicación corporativos no se pueden distinguir.»

Si bien la guerra de información y las operaciones psicológicas no son nada nuevo, se han vuelto mucho más notorias en los últimos años, especialmente a medida que hordas de individuos, grupos y medios de noticias independientes con «pensamientos erróneos» son silenciados agresivamente en las redes sociales y otras formas de medios.

Lea también: Presidentes en la sombra: Las 3 figuras ocultas que podrían estar dirigiendo la presidencia de Biden

Incluso los médicos y científicos con licencia están siendo silenciados por la CIA.

El propio Kennedy ha sufrido un aluvión de censura y acoso a lo largo de los años, al igual que su familia, todo por decir y hacer cosas que la CIA desaprueba

Decir la verdad simplemente no es una opción cuando la CIA requiere obediencia total y congruencia con la narrativa en todo momento. La única forma en que funciona la propaganda, después de todo, es si es lo único que la gente escucha sin contradicciones.

Según Curtin, la propaganda de la CIA está cuidadosamente diseñada para «ganar los corazones y las mentes del pueblo estadounidense y convertirlos en víctimas de su propia complicidad». Quizás nunca antes en la historia esto ha sido más evidente que con la estafa del Virus PCCh (Covid-19).

El objetivo de esta operación psicológica es convencer a la mayor cantidad posible de personas de que deben «vacunarse» para volver a la «normalidad», o al menos a algo parecido a la «normalidad».

Los medios de comunicación dirigidos por la CIA, el aparato de seguridad nacional y el sistema médico están trabajando en conjunto para que esto suceda, lo que incluye silenciar a los médicos con licencia y científicos de renombre que se atreven a decir la verdad sobre la farsa.

«El otro día, The New York Times publicó este titular: «Robert Kennedy Jr. es excluido de Instagram por falsas afirmaciones sobre virus». Obsérvese la ausencia de la palabra «presunto» antes de «falsas alegaciones de virus», escribe Curtin.

«Es una pieza perfecta de propaganda que se hace pasar por reportaje, ya que acusa a Kennedy, un hombre brillante y honorable, de falsedad y estupidez, justificando así la prohibición de Instagram, y es un aliciente para que Facebook, la empresa matriz de Instagram, siga censurando al señor Kennedy.»

Este es solo un ejemplo entre muchos de esta nefasta táctica, que tiene como objetivo difamar a todos los que dicen la verdad como charlatanes y mentirosos. La verdad, por supuesto, es que el Times y otros portavoces de la CIA son los verdaderos charlatanes y mentirosos.

“Estas empresas y sus empleados hacen lo que se les dice, ya sea explícita o implícitamente, porque saben que es de su interés financiero hacerlo”, dice Curtin.

Envía tu comentario

guest
5 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas