Brasilia, 7 abr (EFE).- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió a pronunciarse este miércoles en contra de un confinamiento nacional y otras medidas para atajar la expansión de la pandemia de COVID-19 y en favor de remedios alternativos contra el virus.

En un acto celebrado en la ciudad de Chapecó, en el sur del país, Bolsonaro reiteró que así como es preciso «cuidar la salud», también se deben «salvar los empleos» y enfatizó que, por esa razón, «jamás decretará un confinamiento nacional, como quieren muchos», ni permitirá que las Fuerzas Armadas «vayan a la calle para encerrar a la gente en su casa».

Lea también: Fauci NO puede explicar por qué caen los casos de Covid en Texas, a pesar de las restricciones levantadas

El mandatario fustigó a quienes le llama «genocida» y resaltó que «el enemigo no es el presidente», sino el virus. «Creo en la ciencia, pero la ciencia muchas veces demora» y una sociedad «no puede quedarse encerrada en casa esperando a que llegue una solución del cielo».

En ese marco, insistió en que la «política de cerrar todo» ha agravado el desempleo y la situación económica de los más pobres, que «ya no tienen comida en sus heladeras» y empiezan a sufrir de otros problemas, como depresión.

También reiteró su temor a que prolongar medidas que restringen la actividad económica lleve a «problemas sociales gravísimos» y «explosiones» populares que serían por «necesidad» y no «maldad», y «deben ser evitadas» combatiendo al virus de forma «rápida».

Impedir la depresión

En ese sentido, Bolsonaro volvió a defender la utilización de medicamentos alternativos como el antipalúdico cloroquina o el antiparasitario ivermectina.

«Yo sufrí COVID-19. Tomé medicamentos, todo el mundo sabe cuáles, y al día siguiente estaba bien», insistió Bolsonaro, quien subrayó que un médico debe tener «libertad» para recetar o no esos remedios, aún cuando la ciencia no ha demostrado su eficacia.

Lea también: Usan la sangre de niños para tratamientos de rejuvenecimiento: Empresas tecnológicas invierten millones en los «tratamientos»

«Tenemos que tener coraje para decidir» e impedir que muchos caigan en «la depresión, la falta de esperanza y se agraven otras enfermedades».

El total de fallecidos por COIVD-19 en Brasil se ubica en casi 337.000, con 13,1 millones de casos, y la pandemia parece estar lejos de ser controlada.

Fuente: Panampost.com

Envía tu comentario

guest
5 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas