Traducido de breitbart.com por TierraPura.org

Los peticionarios son un pastor y un grupo de fieles que realizan servicios en su hogar debido a las restricciones del coronavirus. Pidieron una orden judicial que revierta los tribunales federales inferiores y bloquee al gobernador de California, Gavin Newsom, mientras este caso está en apelación.

A principios de 2020, los líderes religiosos  protestaron por el bloqueo de Newsom al culto en interiores. Más adelante en el año, Newsom  ignoró una orden de la Corte Suprema y redobló sus cierres con respecto a reuniones religiosas en interiores.

Los tribunales inferiores, incluido el Noveno Circuito, fallaron en contra de estos fieles de iglesias hogareñas. Según la mayoría de la corte, esta es «la quinta vez que la Corte rechaza sumariamente el análisis del Noveno Circuito sobre las restricciones del coronavirus en California sobre el ejercicio religioso».

Lea también: Demócratas e independientes también quieren destituir al gobernador de California

En una orden de la corte, los cinco jueces conservadores de la corte votaron para otorgar la orden judicial. El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, se puso del lado de los tres progresistas en la corte para negar la orden judicial solicitada por la iglesia.

En esta opinión, no se acredita a ningún juez como autor, por lo que es una opinión per curiam .

La mayoría de la corte explicó su fallo en los siguientes términos:

En primer lugar, las reglamentaciones gubernamentales no son neutrales y de aplicación general y, por lo tanto, provocan un escrutinio estricto en virtud de la Cláusula de libre ejercicio, siempre que traten cualquier actividad secular comparable de manera más favorable que el ejercicio religioso.

Lea también: California declara la guerra al cristianismo: nuevo proyecto de ley prohibiría que cristianos se unan a la policía

No es una respuesta que un Estado trate algunos negocios u otras actividades seculares comparables tan mal o incluso menos favorablemente que el ejercicio religioso en cuestión.

En segundo lugar, si dos actividades son comparables a los efectos de la Cláusula de libre ejercicio debe juzgarse en función del interés gubernamental declarado que justifica la regulación en cuestión.

La comparabilidad se refiere a los riesgos que plantean diversas actividades, no a las razones por las que la gente se reúne.

Cuando el gobierno permita que otras actividades se desarrollen con precauciones, debe demostrar que el ejercicio religioso en cuestión es más peligroso que esas actividades, incluso cuando se aplican las mismas precauciones. De lo contrario, las precauciones que son suficientes para otras actividades también son suficientes para el ejercicio religioso.

California trata algunas actividades seculares comparables de manera más favorable que el ejercicio religioso en el hogar, lo que permite que los salones de belleza, las tiendas minoristas, los servicios de cuidado personal, los cines, las suites privadas en eventos deportivos y conciertos, y los interiores de los restaurantes puedan reunir a más de tres personas a la vez.

Lea también: Video de Tik Tok expone a Newsom agasajando en un restaurante lujoso mientras el resto del sector gastronómico permanece cerrado para comensales

El Estado no puede asumir lo peor cuando la gente va al culto, pero asumir lo mejor cuando la gente va a trabajar.

La demanda es  Tandon v. Newsom , No. 20A151 en la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas