Traducido de thetruedefender.com por TierraPura.org

El gobernador Ron DeSantis (Florida) ha cerrado el estado, emitiendo una orden de retención estatal el 1 de abril del año pasado. Exactamente un año después, consciente de las consecuencias, declaró que las prácticas de bloqueo fueron un «enorme error», incluyendo el que emitió en su estado.

«Queríamos mitigar los daños. Ahora, en retrospectiva, los 15 días para frenar la propagación y los 30… no funcionaron», dijo DeSantis. «No deberíamos haber seguido ese camino».

Lea también: Argentina: La Justicia de la Ciudad de Buenos Aires falló a favor de que haya clases presenciales

«Nuestra economía siguió adelante», añadió DeSantis. «Fue muy diferente a lo que se vio en algunos de esos estados de encierro».

Sin embargo, se arrepiente de haber emitido esa orden en aquel momento, a pesar de haber recomendado una reapertura en apenas 30 días.

Según un informe publicado por el Epoch Times:

«La persistencia del gobernador no fue un acto de fe. Menos de dos semanas después de la reapertura total de Florida, a finales de septiembre, científicos de las universidades de Stanford, Harvard y Oxford hicieron pública la Declaración de Great Barrington, que desautorizaba los cierres como una medida de mitigación destructiva e inútil. La declaración, que desde entonces ha sido firmada por 13.985 científicos médicos y de salud pública, pide a los funcionarios públicos que adopten el enfoque de protección focalizada, la misma estrategia empleada por DeSantis.

A pesar de las funestas predicciones sobre la pandemia en Florida, DeSantis ha sido reivindicado. El 1 de abril, Florida ocupó el puesto 27 entre todos los estados en muertes per cápita por el virus PCCh (Partido Comunista chino), comúnmente conocido como COVID-19. 

La importancia del ranking se amplía porque la población del Estado del Sol (California) es la sexta más vieja de los Estados Unidos por edad media.El riesgo de morir por el virus del PCCh es más alto para las personas mayores de 55 años, siendo este grupo el que representa el 93% de las muertes en todo el país».

La declaración de DeSantis continuó:

«Ha sido un enorme, enorme error en términos de política», dijo DeSantis.

«Todo lo que tuve que hacer fue seguir los datos y estar dispuesto a seguir adelante en los puntos de la narrativa y luchar contra los medios de comunicación.

Le recomendamos: “No vienen por mí, vienen por ti”: La advertencia del congresista Matt Gaetz a los estadounidenses

«Mientras la gente me golpeaba, lo que dije fue que prefería que me golpearan a mí a que alguien perdiera su trabajo. Prefiero que me peguen a mí a que los niños se queden sin colegio. Estoy totalmente dispuesto a aguantar cualquier tipo de presión porque estamos haciendo lo correcto».

Envía tu comentario

guest
1 Comentario
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas