China dispone de un gran ejército en Internet. Un informe de la CNN del 7 de octubre de 2013, estimó que empleaba cerca de dos millones de personas que monitorean la opinión pública online –el título del artículo es “China ‘employs 2 million to police internet’” (China emplea a 2 millones para vigilar Internet). Un estudio de Harvard de 2016 estimó que la policía de Internet de China publica alrededor de 488 millones de comentarios en las redes sociales por año, según informó la BBC el 20 de mayo de 2016, en un artículo titulado “China ‘flooding’ social media with fake posts” (China ‘inunda’ las redes sociales con publicaciones falsas).

En China y en otros lugares, este ejército es conocido como “el ejército de los 50 centavos» (en referencia a la recompensa recibida por cada publicación) o “la Armada del agua china de Internet» (llamada así por su naturaleza invisible y su misión de enturbiar las aguas). Además de promocionar al partido comunista chino (PCCh), este ejército también reprime las opiniones de disidentes, practicantes de Falun Dafa y otros grupos religiosos.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Un documento guía

La forma de operar de este ejército de Internet es altamente secreta. Pero recientemente un documento que circula en Internet ofrece una idea de una campaña en curso en contra de los Estados Unidos, en relación con el coronavirus. El título del documento es «FAQ on guidelines for US-related propaganda during the coronavirus pandemic» (Preguntas frecuentes sobre las directrices para la propaganda relacionada con los Estados Unidos durante la pandemia de coronavirus). A continuación, se muestra una traducción de parte del documento de dos páginas.

P: Si no hay ningún brote en los EE. UU., ¿qué haremos?

R: Céntrense en el ángulo de que el coronavirus es un arma biológica lanzada por los EE. UU. contra el pueblo chino. Tengan en cuenta que solo nosotros mismos, los medios a favor del PCCh pueden hacer propaganda.

P: Si se produce una epidemia a gran escala en los EE. UU., ¿cómo la manejaremos?

R: Debemos enfatizar que el sistema político estadounidense no resulta adecuado para controlar la epidemia. Entre tanto, deberemos alabar las ventajas del sistema político de China.

P: Si la epidemia estalla en los EE. UU. pero a una escala limitada, ¿qué debemos hacer?

R: Podemos indicar que el pueblo estadounidense no pueden costearse la prueba del coronavirus, lo cual conduce a que el número de casos confirmados sea menor.

P: ¿Qué sucede si el número de muertes es bajo en los EE. UU.?

R: Entonces concéntrense en las tasas de mortalidad de otras enfermedades.

P: ¿Qué sucede si la tasa de mortalidad en los EE. UU. también se reduce como en China?

R: Podemos señalar que el gobierno de los EE. UU. está manipulando datos y está contabilizando casos del coronavirus como casos de gripe [para reducir la tasa de mortalidad].

P: ¿Qué sucede si se desarrolla un medicamento efectivo en los EE. UU.?

R: Podemos recalcar el alto costo del sistema de salud de los EE. UU. Y recordarle al lector el bajo costo de la atención médica en China.

P: ¿Qué hacemos si los estadounidenses criticaran a su gobierno?

R: Podemos señalar que el sistema político de los Estados Unidos no ha respondido a la opinión pública, de ahí las críticas al gobierno.

P: ¿Qué sucede si los estadounidenses no criticaran a su gobierno?

R: Podemos indicar que el gobierno de EE. UU. está encubriendo los casos de coronavirus para engañar a la gente.

P: ¿Qué sucede si el conflicto entre los dos partidos políticos [demócratas y republicanos] se intensifica debido al coronavirus?

R: Podemos decir que el sistema político estadounidense es como una pelea de perros, incapaz de concentrarse en cosas importantes.

P: ¿Qué sucede si los dos partidos de EE. UU. trabajan juntos para combatir el coronavirus?

R: Podemos señalar que el sistema bipartidista en los EE. UU. es hipócrita y engañoso.

P: ¿Qué sucede si EE. UU. acaba teniendo un número más bajo de casos confirmados, muertes y tasas de mortalidad? ¿Qué deberemos hacer?

R: Debemos enfatizar que el gran sacrificio hecho por China ha salvado al mundo.

«Un universo alternativo de información»

Este documento sorprendió a los ciudadanos chinos comunes. «Me dejó sin palabras», escribió alguien. «Me ayudó a reconocer cuales son las publicaciones del partido de los 50 centavos», escribió otro.

El contenido de las preguntas más frecuentes es coherente con la estrategia general que adopta China con el coronavirus: en primer lugar, desviar la atención de los ciudadanos chinos sobre la propagación del coronavirus fuera de China; en segundo, ensalzar la capacidad del PCCh para controlar la epidemia y en tercero, trasladar la culpa a los EE. UU. difundiendo las teorías de conspiración de que el virus realmente se originó en EE. UU. Tseng Chien-yuan, presidente de la Nueva Escuela para la Democracia, afirmó que resultaba absurdo que China tratara de mentir sobre el origen de la pandemia. Pero que le sorprendía observar lo cuidadoso que es el PCCh produciendo información falsa de forma sistemática en Internet, con el fin de manipular la opinión pública.

Además de producir información engañosa dentro de China, las evidencias demuestran que el ejército de Internet chino también difunde información falsa en el extranjero. «Beijing está trabajando muy duro para crear un universo alternativo de información», publicó Quartz en un artículo del 21 de agosto de 2019 titulado “China’s propaganda machine is spending over $1 million to buy influence on foreign social media” («La maquinaría de propaganda China está gastando más de un millón de dólares para ganar influencia en las redes sociales extranjeras”).

Fuente: http://es.minghui.org/html/articles/2020/3/19/115666.html

Últimas