Traducido de Fox News por Tierrapura.org

Una resolución de la Cámara de Representantes presentada el martes, condena los ciberataques chinos hacia organizaciones estadounidenses que realizan investigaciones sobre el coronavirus, y pide que haya sanciones contra los responsables.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La resolución presentada por el representante Adam Kinzinger, republicano de Illinois, condena «en los términos más duros los ciberataques perpetrados contra las personas y organizaciones estadounidenses que participan en la investigación de COVID-19».

Pide a la administración que responda con penalizaciones, «incluida la aplicación de sanciones contra las personas extranjeras que participen en esos actos a instancias de la República Popular China».

Lea también: Al igual que las mascarillas, el régimen comunista chino ya está llevándose los alimentos del resto del mundo

La resolución cita directamente un anuncio del 13 de mayo del FBI y el Departamento de Seguridad Nacional, que acusaba a China de ataques mientras Estados Unidos trataba de combatir el virus que se había originado en Wuhan, China.

Un comunicado emitido por el FBI y la Agencia de Seguridad Cibernética y de Infraestructura (CISA) mencionaba que estaban investigando el objetivo de las acciones llevadas a cabo por los operadores cibernéticos vinculados a China.

«Se ha observado que estos operadores  intentan identificar y obtener ilícitamente datos valiosos de propiedad intelectual y de salud pública relacionados con las vacunas, los tratamientos y las pruebas de redes y personal afiliado a las investigaciones relacionadas con COVID-19», dijo el asesor. «El posible robo de esta información pone en peligro el desarrollo de tratamiento seguros, eficaces y eficientes».

Lea también: El pueblo chino no tiene acceso a redes sociales internacionales, pero más de 4.000 cuentas del ejército de trolls chinos comunistas inundan Internet

Ha habido un esfuerzo creciente por parte de la administración Trump y los republicanos del congreso para tomar medidas enérgicas contra Beijing tras la pandemia.

Trump anunció el mes pasado que EE.UU. se retiraba de la Organización Mundial de la Salud debido a la influencia del régimen chino sobre el organismo, y que firmaría una declaración que garantizaría la investigación en las universidades y suspendería la entrada de ciertos ciudadanos extranjeros de China que habían identificado como un riesgo potencial para la seguridad.

Mientras tanto, los republicanos de la Cámara de Representantes crearon un grupo de trabajo encargado especificamente en establecer prioridades, reunir información y coordinar los enfoques de la amenaza procedente de China.

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas