Traducido de techstartups por TierraPura.org 

Si bien el debate sobre la eficacia de la hidroxicloroquina (HCQ) continúa, los estudios han demostrado que los países que usaron el medicamento contra la malaria lo están haciendo mucho mejor que los que no. Según un informe publicado por la Asociación de Médicos y Cirujanos Estadounidenses (AAPS, por sus siglas en inglés), el grupo encontró que un total de 2.333 pacientes con coronavirus fueron tratados con HCQ, con o sin zinc y el antibiótico ampliamente utilizado azitromicina.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El informe se basó en datos de observación de China, Francia, Corea del Sur, Argelia y EE. UU. De estos, 2.137 o el 91,6 por ciento mejoraron clínicamente. Hubo 63 muertes, todas menos 11 en un solo informe retrospectivo de la Administración de Veteranos donde los pacientes estaban gravemente enfermos.

A fines de junio, el grupo presentó su moción para una orden judicial preliminar ante la corte para obligar a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) a liberar al público lahidroxicloroquina.

Lea también: Una mirada a la historia: ¿por qué ocurren las calamidades y por qué se repiten?

El 29 de julio, el grupo presentóevidencia adicional de por qué la hidroxicloroquina debería estar disponible. “Los ciudadanos de Filipinas, Polonia, Israel y Turquía tienen un mayor acceso a HCQ que los ciudadanos estadounidenses”, señaló el asesor general de AAPS, Andrew Schlafly. «En Venezuela, HCQ está disponible sin receta médica, mientras que en los Estados Unidos los farmacéuticos no pueden surtir recetas de HCQ».

Andrew Schlafly explicó:

“La tasa de mortalidad por COVID-19 en países que permiten el acceso a HCQ es solo una décima parte de la tasa de mortalidad en países donde existe una intervención con este medicamento, como Estados Unidos».

Lea también: Genocidio en China: ¿Compró Beijing el silencio del Vaticano?

Como parte de la presentación ante el tribunal, AAPS también incluye un gráfico que muestra cómo los países que fomentan el uso de HCQ -como Corea del Sur, India, Turquía, Rusia e Israel- han tenido mucho más éxito en la lucha contra el COVID-19 que los países que han prohibido o desalentado el uso temprano de HCQ, como la FDA.

Según la AAPS, se donaron casi 100 millones de dosis de HCQ a organismos federales y, sin embargo, éstos no han liberado prácticamente nada de ella al público.

Lea también: Suecia nunca tuvo cuarentena y los casos de coronavirus disminuyeron ¿cómo lo logró?

“La semana pasada, la FDA incluso engañó al público al afirmar falsamente que el HCQ no debería usarse para tratar COVID-19, cuando múltiples estudios muestran sus beneficios y miles de pacientes han sido tratados con éxito en todo el mundo. Una tormenta perfecta de política en este año de elecciones presidenciales, junto con los conflictos de intereses en las agencias federales acusadas, ha resultado en obstáculos injustificados para acceder a HCQ, un medicamento económico que tiene un historial de más de 75 años de seguridad”, escribió AAPS en su escrito presentado en la corte federal.

La AAPS no es la única que muestra la correlación entre el uso de hidroxicloroquina y la baja tasa de mortalidad. A continuación se muestra otro gráfico que refleja  la baja tasa de mortalidad por COVID-19 en países que fomentan el uso del fármaco.

Es de destacar que el gráfico anterior dice que no se utilizó HCQ en Italia, Francia, España, lo cual es parcialmente cierto. De hecho, la se probó al principio en esos países pero con poco efecto antes de que se abandonara más tarde.

Sin embargo, los médicos señalaron que solo se probó el protocolo de hidroxicroquina en pacientes con respiradores como último esfuerzo y no se probó en combinación con zinc en lugar de usar el medicamento en la fase temprana de la enfermedad. Muchos médicos también dijeron que estos países no usaban “el protocolo de hidroxicroquina, una combinación de hidroxicloroquina, zinc y azitromicina”.

Muchos médicos también señalaron que es el zinc el que mata al virus, la hidroxicloroquina simplemente abre la célula. El uso de este tratamiento en un entorno ambulatorio lo antes posible tiene una tasa de reducción de mortalidad superior al 90%.

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas