Traducido de BigleaguePolitics.com por TierraPura.org

La iglesia GraceLife en Edmonton, Alberta, fue allanada por las autoridades canadienses el miércoles después de que se negara a cumplir con las restricciones sin sentido impuestas por el virus chino, que vulnera los derechos de los cristianos a su creencia

También cercaron la propiedad en un intento de evitar que los cristianos pudieran venerar a Jesús como su salvador. La iglesia está dirigida por el pastor James Coates, quien ya ha cumplido 35 días en la cárcel debido a su actitud desafiante contra los tiranos de la salud pública.

Lea también: Bolsonaro: «Jamás decretaré un confinamiento nacional»

Las autoridades canadienses están dejando en claro que no han terminado de castigar al pastor Coates y su rebaño. Al igual que el Partido Comunista Chino, estas autoridades canadienses quieren enviar un mensaje a los cristianos de todo el país de que su amo es el estado, no Cristo.

Reporteros del medio de comunicación alternativo con sede en Canadá, Rebel News, afirman que los feligreses no se dejan intimidar y seguirán practicando el culto a pesar del comportamiento de los tiranos:

Los miembros de la iglesia GraceLife ni siquiera parecen preocupados por esto. Supongo que se acostumbran a la tiranía.

Dicen que tienen cuatro días para planificar los servicios del domingo. pic.twitter.com/DyrJ7LdjXD (Twitter eliminó el tuit)

– Sheila Gunn Reid (@SheilaGunnReid) 7 de abril de 2021

La estafa COVID-19 les ha dado a los burócratas canadienses la oportunidad perfecta para tomar medidas autoritarias contra el cristianismo, aunque estaban persiguiendo a los cristianos mucho antes de que el virus surgiera de Wuhan.

Lea también: Usan la sangre de niños para tratamientos de rejuvenecimiento: Empresas tecnológicas invierten millones en los «tratamientos»

Big League Politics informó sobre un pastor cristiano que fue arrestado en 2019 después de ser abordado por matones LGBT que fueron impulsados por la verdad del Evangelio:

“Un pastor cristiano llamado David Lynn fue  arrestado y acusado de alterar el orden público con comentarios despectivos el martes por predicar la palabra de Dios en una esquina de Church-Wellesley Village en Toronto, ON”.

Después de que el discípulo de Cristo fue acosado por un grupo de manifestantes violentos, la policía lo detuvo porque predicaba el Evangelio que se consideró discurso de odio.

La mafia LGBT aplaudió cuando el hombre fue llevado esposado, una señal de lo que vendrá si su perversa agenda continúa sin cesar …

“Es lamentable que esté expuesto a este tipo de discriminación, acoso y marginación simplemente por decir que Dios te ama, hay esperanza para ti, te acepto y te tolero. No debería estar en esta posición, no hice nada ilegal”, dijo Lynn luego de su arresto. Ahora está en libertad bajo fianza.

Lynn apareció en el video diciendo que «Dios es amor» y que no odia a nadie. Esto no impidió que la policía lo detuviera de todos modos.

«No sabía que este era el comienzo del mes del orgullo… No dije nada específico de la comunidad LGBT,está todo en la transmisión en vivo», dijo a los periodistas.

Lynn cree que los manifestantes LGBT y otros violentos anti-cristianos de todo el país quieren que él “permanezca en el armario” sobre sus creencias cristianas. Su arresto enviará un mensaje escalofriante a otros creyentes que quieran predicar la palabra de Cristo en el país dominado por los liberales.

«Parecía que tenían todo organizado, esperándome, y sentían alguna forma de odio contra mí», dijo Lynn .

Canadá está particularmente perdida como nación, y el resto de la civilización occidental también tiene la misma amenaza. Si más cristianos no se oponen a la tiranía del gobierno (como hicieron heroicamente los cristianos polacos en Semana Santa) y lo hacen rápidamente, sus libertades religiosas desaparecerán para siempre.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas